Católicos como Dios manda

Uno empieza a echar de menos aquellos tiempos en los que los católicos se sabían el credo y eran capaces de explicarte en qué creían y en qué no. Los creyentes concían el dogma y eran incluso capaces de identificar una proposición herética.
Ahora los creyentes son escurridizos, creen en algo, pero ni ellos mismos saben bien qué es. Sólo saben que es algo bueno y poderoso, que explica todo lo que no tiene explicación, que hará justicia y, sobre todo, que les dará una vida después de la muerte (que es lo más importante con diferencia). Ya no hay herejía que valga, creer en Dios es compatible con creer en el horóscopo, la reencarnación, los gnomos o lo que esté de moda.
Cualquier adscripción a una iglesia concreta es más una cuestión de relaciones sociales y costumbre…Se es católico porque se conoce al párroco, que es una buena persona, porque así te casa por la iglesia, que es más vistoso… Ser de otra religión no mola porque sus creyentes son minoritarios y llamas demasiado la atención. Además suelen ser más estrictos en el cumplimiento de los preceptos, estudian la biblia, que tiene un cerro de páginas con la letra muy pequeña. En resumen, consume mucho tiempo y acabas como esos paletos tarados del medio oeste de los EEUU.
El catolicismo nominal tiene muchas ventajas, pero hay un personaje, el papa, que desconcierta un poco a los católicos nominales: Quiere recuperar la misa en latín, habla del infierno, que es una cosa que no está nada de moda. Dentro de poco quizá le de por al apocalipsis y empezará a golpearse el pecho con una piedra. La verdad es que es un poco antiguo y la mayoría de los denominados creyentes no le acaban de seguir el razonamiento.
Pero yo creo que el Papa sabe lo que hace. Su estrategia de márqueting es la correcta. Se nota que es una persona de amplios conocimentos y está bien asesorado. Ha comprobado que las religiones que triunfan son las que conservan el rito. El rito es un tesoro cultural con efectos taumatúrgicos. Y si es en una lengua antigua e incomprensible, mucho mejor. Es magia de la buena.
El rito es el producto estrella de la casa y los curas de barrio lo estaban echando a perder con sus misas guitarreras. Los que no aprecian el rito no sirven; son malos creyentes, muy costosos de fidelizar y se acabarán yendo.

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: