Religión, la tecnología del pasado

Nuestra preocupación por el estudio de la naturaleza es muy moderno. Entre otras cosas porque no estamos dotados para estudiar la realidad. Nuestros sentidos no están diseñados para eso y nos dan información inexacta o falsa; por eso hemos tenido que inventar los aparatos de medida. No estamos diseñados para comprender nuestro entorno sino para sobrevivir a él. Sabemos evitar la luz cuando es demasiado fuerte, incluso somos capaces de ver cuando hay muy poca, pero no sabemos medirla con un mínimo de exactitud, como sabe cualquiera que se haya dedicado a la fotografía.

La tecnología es anterior a la ciencia. Hace relativamente poco que nos preguntamos cómo se forma la lluvia; a nuestros antepasados no les interesaba el mecanismo de las precipitaciones, sino cómo hacer para que lloviera. Tenían más sed que curiosidad. Y creamos la religión para eso… para que lloviera. La religión es el primer intento tecnológico de dominar la naturaleza. El más allá y todo eso que se agrupa dentro de los confusos términos de trascendencia y espiritualidad vendría mucho más tarde. El primer papel de la religión fue el de conjurar los elementos y alejar las enfermedades.

Esa tecnología entró en crisis hace unos quinientos años y sus técnicos, incapaces de reciclarse, han reaccionado de forma muy violenta.

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: