Lecturas poco recomendables

Si existen cinco vías para creer en Dios, para dejar de creer existen por lo menos tres, a saber: La via dolorosa, la que recorren aquellos maltratados por la fortuna, los que sienten que la vida es una sucesión de atropellos e injusticas, los que han sido defraudados y utilizados por sus guías espirituales… Es la de aquellos que sientan a Dios en banquillo de los acusados (“¿Por qué permites esto?”) y es una vía que me alegro de no haber recorrido durante demasiado trecho porque he tenido la suerte de no haber experimentado nunca el verdadero infortunio. Además es un camino que se interna en terreno de los sentimientos; tiene más que ver con sentirse triste que con un verdadero razonamiento. Es probable que la fe perdida regrese con el buen humor.

Luego está la via escatológica, que es con mucho la que más derechamente nos llevará al ateísmo (y sin posibilidades de retorno). Pero de ésa hablaremos otro día. Y por último está la vía antropológica, para la que Feuerbach sería el mejor acompañante, y que empieza a caminarse cuando sentimos interés en profundizar en los textos y las tradiciones religiosas y que va convirtiéndose en una antropología crítica. El que la transita acaba sospechando que la Biblia no enseña nada sobre Dios, sino sobre los hombres que la escribieron.

El farmacéutico de “Madame Bovary”, contaminado de ideas liberales, opinaba en la tertulia, para incomodar al cura, que la Biblia era un libro inconveniente, lleno de detalles picantes y cosas atrevidas

-Usted convendrá en que ese no es libro para ponerlo en manos de una joven…

-¡Pero son los protestantes y no nosotros- exclamó el cura impaciente- quienes recomiendan la Biblia!

Pues a pesar de la promesa de los presuntos detalles picantes y cosas atrevidas, la Biblia resulta un lectura farragosa. Abundan, como suele suceder con textos tan antiguos, las incoherencias producto de un copy-paste descuidado, las enumeraciones interminables, las genealogías… hay poca acción y la descripción psicológica de los personajes es pobre y desconcertante. Los que reconocemos su interés antropológico y cultural pero no logramos pasar de los tres versículos estamos en deuda con Sir James George Frazer, uno de los padres de la antropología, autor de “La rama dorada”. En español hay editada una recopilación de los capítulos de esa magna obra (doce volúmenes) dedicados a los mitos bíblicos. El libro se titula “El Folklore en el Antiguo testamento” (F.C.E.1981). Es difícil leerlo y conservar la fe… Estáis avisados.

Uno de los capítulos que más me sorprendió fue el que hace referencia a los diez mandamientos. “No cocerás el cabrito en la leche de su madre”, se titula. Trata sobre la primera versión de los diez mandamientos, tal como aparece en el Éxodo, cap. 34. Se trata de un decálogo que sorprende, como subraya Frazer, por ser completamente amoral:

1.- No adorarás a otro Dios

2.- No te fabricarás dioses de fundición

3.- Todo primer nacido es mío

4.- Seis dias trabajarás, pero el séptimo descansarás

5.- Guardarás la fiesta de los ácimos del mes de Abib

6.- Celebrarás la fiesta de las semanas, de las primicias de la siega del trigo y la fiesta de la recolección al tornar el año.

7.- No ofrecerás junto con pan fermentado la sangre de mi sacrificio

8.- No guardarás hasta la mañana siguiente la grasa del sacrificio de la fiesta de Pascua

9.- Traerás las primicias de tu tierra a la casa de Yahvé

10.- No cocerás el cabrito en la leche de su madre

Parece que este decálogo fue modificado y ciertamente mejorado en un versión “moral” que es la que todos hemos aprendido. Frazer cree que la versión moral es más moderna porque la tendencia general de la civilización es la que cree en la superioridad de la moral sobre el ritual. Así sea…

Etiquetas: , , , ,

2 comentarios to “Lecturas poco recomendables”

  1. Confusio Says:

    Tampoco he leído “Mein Kampf”, pero puedo argumentar contra el fascismo (¿tú no?)

    Alex, es una crítica frecuente que me dirigen los creyentes de todas las religiones: No conoces a fondo mi religión, no sabes de que hablas. Sin embargo ellos desconocen también las demás religiones y están seguros de que son falsas. He leído la Biblia poco, pero lo suficiente como para darme cuenta de que es una recopilación desordenada de mitos, normativa y llamamientos al exterminio. Por otra parte, todos conocemos a personas que la han leído de cabo a rabo varias veces y han sacado conclusiones ridículas y contradictorias entre sí.

    Frazer en”La Rama dorada” da muchas claves para entender la Biblia y otros textos sagados. Te lo recomiendo porque te dará una visión mucho más amplia, más amena y, sobre todo más comprensible.

  2. Alex Says:

    “pero no logramos pasar de los tres versículos ”
    Cómo puedes comentar, criticar, argumentar, en contra de algo que no has leído????

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: