Munilla tiene razón

Parece inevitable comentar las palabras de uno de los primates de la Iglesia, el obispo de San Sebastián. Y, naturalmente, tenemos que reconocer que tiene razón. Siguiendo la lógica de estos enfermos de eternidad es cierto que las desgracias terrenales no son nada comparado con la condenación eterna. Nada puede haber más importante que la salud de las almas. La pobreza espiritual es la más terrible de las pobrezas porque no es más que la antesala de nuestra condenación ETERNA. Perder a tu familia y no tener que comer son problemas triviales en comparación con eso. Después de todo, un terremoto no es nada más que una pequeña simplificación del destino de muchas personas, que habrán ido a parar al cielo, al infierno, al purgatorio o donde Dios disponga sólo un poquito antes de lo que pensaban (nada, décimas de segundo en términos de eternidad). Habrá sufrimiento, pero sólo sufrimiento terrenal, efímero. Minucias. Supongo que Dios organiza terremotos de vez en cuando para recordarnos eso y para que, los que podemos, hagamos donaciones a las ONGs. O también puede que sea Su modo particular de erradicar la pobreza.

El terremoto de Lisboa de 1755 despertó profundas dudas de Fe entre las personas con sensibilidad. A otros les reafirmó en su fanatismo. “Castigo a los papistas”, debió pensar más de un protestante recordando los Autos da Fe en los que ardían sus correligionarios.

El de Haití, ¿será un castigo al vudú? Suena tan repugnante que los creyentes de ahora, más informados sobre Geología, acuden a la explicación mecanicista; es un movimiento de las placas tectónicas, tiene causas naturales. Un ateo como yo tiene que recordarles: ¿acaso se mueve una hoja de árbol sin que sea Su voluntad?

Yo no tengo a ningún dios que sentar en el banquillo, pero me sorprende que los creyentes no protesten por los métodos tremebundos del Todopoderoso este. Sería un hermoso acto de rebeldía, pero ninguno quiere poner en peligro su plaza en la eternidad.

Etiquetas: , ,

3 comentarios to “Munilla tiene razón”

  1. ashly Says:

    se nota que no sabez nada de los cristianos

  2. Confusio Says:

    Amigo Quin, me sorprende que lea Vd. mi blog, pero sea bienvenido. Le veo un tanto alterado. Me imagino que será por el retraso injustificado que está sufriendo el Apocalipsis. Tranquilícese, que el fin se acerca y todos los réprobos recibirán su castigo.
    Tengo que corregirle en una cosa: Es un lástima, pero para una persona que cree en Dios (al menos que cree en Dios como parece creer Vd.) la vida humana NO es lo más sagrado. Lo más sagrado es la VIDA ETERNA. Por eso, si hace falta matar a alguien para garantizar su salvación eterna o la de la parroquia, se le entrega al brazo secular con la bendición de la Santa Madre Iglesia. Si hoy en día no se hace es por falta de poder, no porque la lógica haya cambiado.

  3. Quin King Says:

    EL OBISPO DIJO UNA ¡GRAN VERDAD!

    Monseñor Munilla, en la entrevista que la periodista Gemma Nierga le hizo en el espacio La Mañana en la SER, dio en el clavo con sus declaraciones, y no tiene que rectificar nada señor Lehendakari del Gobierno Vasco, porque ha dicho absolutamente LA VERDAD.-

    Visto la virulencia conque religiosos, políticos, escritores, periodistas, teólogos y demás gentes, se rasgan las vestiduras (y hasta las entrañas), para “condenar” al obispo Munilla, algo “gordo” y “verdadero” ha debido decir, porque sería propio de gente “sinsorga” atacarle de esa manera si lo que ha dicho “no es verdad”, ya que en ese supuesto sería mas correcto advertirle y sacarle de su error con argumentos de caridad cristiana (o no hacer “ni caso” a lo dicho, por… “estupidez”).-

    Pero no.- Munilla ha dicho una gran VERDAD, y eso, duele a los que se quieren erigir en pedestales de “sabiduría” para que la plebe “los aplauda”.-

    A los soberbios, les sale como un resorte eso de… “ha blasfemado”, “crucifiquémosle”, que es lo que en el fondo vienen ha decir y querer todos esos críticos del obispo.-

    El obispo Munilla ha dicho que: es un mal más grande el que nosotros padecemos que el que esos inocentes sufren, refiriéndose a la catástrofe de Haití, para hacernos comprender “la gravedad del mal del que nos habla”.- También ha dicho otras muchas cosas que ustedes no quieren leer, agarrándose a esta frase como clavo ardiendo para “condenarle”.-

    Son tan “monstruosos” los pensamientos de los que dicen que Monseñor es insensible a los dolores que padecen sus semejantes en Haití, que no hacen otra cosa que ratificar como verdaderas las opiniones del obispo respecto a la “enfermedad espiritual de nuestra sociedad”.-

    ¿A ustedes les extraña los males que nuestra sociedad padece?: “niños que desaparecen”, “chicas jóvenes terriblemente asesinadas”, “violaciones con ensañamiento”, “mujeres acuchilladas por sus parejas”, “padres maltratados por sus hijos”, “profesores amenazados y despreciados por sus alumnos”, “policías encubridores de gravísimos delitos”, “financieros estafadores”, “empresarios que se quedan con lo ajeno”, “robos con violencia”, “divorcios que desorientan a los hijos”, “abortos de chicas adolescentes”, “juventud adoradora del alcohol y las drogas”, “terrorismo con extorsiones y muertes”, “bandas callejeras de matones”, “políticos corruptos”, “mafias de trata de blancas”, “jueces prevaricadores”, y… pueden seguir enumerando males hasta donde quieran.

    Con lo que la juventud percibe de nuestra sociedad a través de los medios de comunicación como… “modelos de vida”, no es extraño que “después” pasen todas estas cosas.- Y para más inri, pretenden quitar los crucifijos de las escuelas y colegios, que es querer quitar los mandatos que Jesucristo nos dio para enderezar nuestras conductas, para que seamos “hombres nuevos”; y no hay nadie que nos haga ver la “gran catástrofe” a la que nuestra sociedad se encamina.- El obispo Munilla sí lo hace: con sus escritos, con sus declaraciones, con las explicaciones del Catecismo de la Iglesia Católica.-

    Si la sal se desala… ¿quién la salará?.-

    Me encantaría que todos esos “virulentos críticos” del señor obispo de San Sebastián: religiosos y teólogos, me explicasen el Catecismo de la Iglesia Católica como lo hace el obispo Munilla.-

    De los titulares y tergiversaciones que hacen los periodistas en sus periódicos, me extraña menos, porque viven de la noticia espectacular, “aunque sea mentira”.- No se si lo hacen queriendo ó sin querer, pero son muy hábiles en “recortar” frases ó pensamientos para que el titular sea “espectacular”, “monstruoso” y “escandaloso”, para que vayamos corriendo al kiosco a comprar el periódico.-

    Un columnista que llama “tarugo” al señor obispo, también ha escrito: Eso de comparar la delicada situación española con la horripilante catástrofe de Haití no es solo una mentecatez, sino una blasfemia.- (aunque dice que puede estar emitiendo un juicio temerario al criticar a monseñor).-

    Señor periodista, usted que escribe columnas que casi son “puro Evangelio”, ¿no le habrá traicionado también “ese pedestal” de tener que escribir a diario algo espectacular, sin pensar muy bien en lo que dice, para que compremos el periódico y le paguen a usted su sueldo?-

    Quiero pensar que a Munilla no le han, ó no han querido entenderle; por eso, uno de esos teólogos que quieren “crucificarle” por lo dicho en la entrevista, escribe: Para una persona que cree en Dios, lo más sagrado es la vida humana.-

    ¿No será… “LA VIDA ETERNA”… señor teólogo?, y por ende ¿la vida humana, que es sagrada para “los que creen” y para “los que no creen” en Dios? .-

    Quiero estar, en este caso, al lado del señor obispo de San Sebastián: Don José Ignacio Munilla Aguirre, porque dijo una ¡GRAN VERDAD!-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: