Prepucios antisemitas

La Asociación Médica Holandesa se plantea muy seriamente pedir que se ilegalice la circuncisión. Por supuesto, han sido inmediatamente acusados de islamofobia y antisemitismo.

La circuncisión es una intervención indicada en muy pocas circunstancias, rechazable porque constituye una amputación irreversible de una zona extremadamente sensible, y que insensibiliza el pene favoreciendo una sexualidad ramplona y brutalizada. Como si el sexo consistiera simplemente en un anodino metesaca para lo cual lo mejor es que el glande esté queratinizado y convertido en trozo de cuero curtido (total… aquí la sensibilidad sobra). La sensibilidad lleva al placer y los placeres son a menudo cosas demoniacas. Un pene cinrcuncidado y bien correoso ayudará a hacer más doloroso el coito para la mujer, que es de lo que se trata. Parirás hijos con dolor y, además, los concebirás sin placer.

Del discurso religioso y de su velada misoginia ya sabemos lo suficiente. Pero es que, su influencia en la sociedad ha contribuido a popularizar esta mala práctica en los EEUU y los médicos, los religiosos y los circuncidados acuden a la ciencia para justificarse. Sobre este uso capcioso de la información científica hablamos en este otro blog en el que tratamos estos temas.

La complicaciones son frecuentes y pueden ser muy graves. Hasta un tercio de los niños circuncidados en la ceremonia musulmana sufren complicaciones. En la circuncisión judía el pene del recién nacido no está acabado de formar, con lo que la cicatriz, al llegar la pubertad, puede quedar muy retrasada. La estenosis uretral es una complicación frecuente después de las mutilaciones religiosas. Suele requerir más intervenciones dolorosas o cirugía. Además, en estas ceremonias, las condiciones higiénicas no son las adecuadas, puede que no haya entre los presentes nadie capaz de solucionar una emergencia médica y no se hace un seguimiento adecuado de la evolución de la cicatriz.

Afortunadamente, entre los religiosos judíos la opinión no es tan unánime como parece. Hay rabinos que son contrarios a esta práctica. Me alegro por  sus hijos.

Etiquetas: , ,

3 comentarios to “Prepucios antisemitas”

  1. Zosimo Says:

    Acusados de islamofobia y antesemitismo… Qué gozada ser acusado de las dos cosas a la vez!

  2. Outsider Says:

    Luego, esos mismos se escandalizan porque en otros lugares se practica la ablación y a esos sí los condenan…

    De todos modos yo opto porque se practique directamente la amputación del miembro, evitan todos los problemas que desean combatir y muchos más… y de paso, deja sin descendencia a los seguidores de todas esas religiones… en un par de generaciones, todos ateos.

  3. srcincuenton Says:

    Nunca encontré un NO CIRCUNCISO que apoyara esta bárbara práctica y si charlé con un montón de circuncidados que creo que como consuelo buscaban “razones científicas” que justificaran esa práctica supersticiosa. Claro que muchos médicos son cómplices porque al ser preguntados sobre la utilidad de la “operación” insisten en que ellos no deben/pueden poner en cuestión los pensamientos religiosos de sus pacientes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: