Homeopatía para la homosexualidad

La asociación de médicos católicos de Alemania propone en su página web diversas formas de curar la homosexualidad, entre ellas la homeopatía. El tratamiento es una combinación de Sulphur (agua con memoria de azufre, por lo diabólico, supongo) con el estudio de las sagradas escrituras y otros recursos por el estilo. La terapia también sirve para lesbianas y sacerdotes pederastas. La que se ha armado ha sido tan gorda que ya lo han retirado de su web, pero quedan algunas notas de algo que pudiera parecer lejanamente una disculpa y que viene a decir: “Sólo queríamos ayudar… ¡cómo se ponen por nada!”.

La idea me parece acertadísima. Para curar algo que no es una enfermedad nada mejor que algo que no es medicina.

Etiquetas:

12 comentarios to “Homeopatía para la homosexualidad”

  1. Legis Says:

    Durante la Edad de Oro de Atenas, la práctica de la homosexualidad fue declarada contra la ley y se la castigaba severamente. A pesar de lo que eruditos con prejuicios políticos puedan decir, los escritos de Sócrates y Platón demuestran claramente que no sólo no eran homosexuales, ¡sino que se oponían vehementemente a la conducta homosexual! Platón mismo fue víctima de sodomía por parte de un regente homosexual, una experiencia que él condenó como la más degradante y humillante de su vida. Más tarde escribió con respecto a la homosexualidad: “¿Quién en su sano juicio podría promulgar una ley que protegiera tal conducta?” ¡Ese era Platón!

    • Confusio Says:

      Caray… que equivocado he estado hasta ahora. Yo que creía había leído en los diálogos de Sócrates sus manifestaciones de amor por un joven hermoso. En fin, no se dejen engañar. Legis intenta confundir. Hay gente que ha resumido el tema bastante bien:
      http://homoescepticus.blogspot.com.es/2006/08/scrates-y-el-amor-homosexual.html
      Conclusión: Sócrates no veía ningún problema en el amor homosexual, sus críticas van contra las relaciones basadas exclusivamente en el sexo.
      Una visita a la Wikipedia puede servir para informar mejor a todos los que sientan sincera curiosidad por el asunto:
      http://es.wikipedia.org/wiki/Homosexualidad_en_la_Antigua_Grecia
      Para los que, como Legis, tienen perjuicios de origen religioso, no hay nada que hacer. Solo esperar que no tengan un hijo o hija homosexual.

  2. Legis Says:

    Comenzaré por definir el concepto de -normal- según la Real Academia de la Lengua Española: adj. Dicho de una cosa: Que se halla en su estado natural.

    Nuestro cuerpo, de manera natural, se encuentra adaptado para las relaciones sexuales heterosexuales únicamente, es decir, la vagina se encuentra perfectamente adaptada en cuanto a forma, tamaño y disposición anatómica para servir como receptáculo del pene, además el epitelio de la vagina se encuentra adaptado para la fricción; en cambio el recto y esfinter anal, en definitiva no lo están, por ello los hombres homosexuales que obviamente mantienen relaciones sexuales anales tienen problemas médicos muy importante como son: hemorragias frecuentes, hemorroides, desgarro del esfinter anal, fisuras anales e incluso prolapso rectal (salida del recto hacia el exterior). Con respecto a las mujeres homosexuales, se encuentra que la inmensa mayoría utilizan aparatos con forma fálica, es decir, son prótesis para suplir una estructura con la que no cuentan, lo que resulta completamente artificial. Todo esto sin contar que las relaciones sexuales tienen como fin principal la preservación de la especie, además de ser el vínculo que fomenta la unión no solo física sino familiar y emocional de ambos individuos.

    En distintos estudios sobre conducta sexual humana, se observa que lo que atrae a los individuos hacia el sexo opuesto, son precísamente las diferencias anatómicas, es decir, al hombre le atraen aquellas diferencias que encuentra con su propio cuerpo como podría ser una figura más fina, cintura pequeña, caderas amplias, mamas prominentes, etc. La mujer prefiere espalda amplia, manos y brazos fuertes, cuello grueso y piernas musculosas e incluso muchas prefieren la presencia de abundante vello corporal, etc. Así mismo, son de aprecio las personalidades congruentes con el sexo, como es el que la mujer prefiera hombres varoniles y los hombres prefieran una mujer delicada y femenina. En resúmen… las preferencias anatómicas y psicológicas se dan por naturaleza con un principio de complementariedad entre los individuos y no existe esa complementariedad en los sujetos homosexuales

    • Confusio Says:

      Pues sí, las apetencias sexuales SUELEN dirigirse a los caracteres sexuales del sexo opuesto, vale ¿y qué? Toda su argumentación es pura falacia naturalista.
      Para usted debe ser una aberración que las niñas no empiecen a quedarse embarazadas desde que tienen la menstruación. A los doce o trece años muchas ya han desarrollado todos los caracteres sexuales secundarios y son fértiles. Pero todos en esta sociedad consideramos necesario postergar el inicio de su vida sexual y estamos obrando así en contra de la naturaleza ¡qué degenerados somos!
      Sin embargo, no tiene nada de raro porque obramos contra lo que dispone la naturaleza cada día. Nos lavamos, eliminando el olor corporal que tanta información sexual aporta. Disfrazamos nuestro olor con esencias de plantas y de otros animales. Los adultos de nuestra especie aún toman leche, que no es de nuestra madre, sino de un animal al que llevamos siglos criando hasta que ha perdido sus instintos.
      El sexo anal no es exclusivo de los homosexuales ni todos los homosexuales lo practican (¿no dice que ha leído estudios sobre la sexualidad?) y, efectivamente, tiene sus complicaciones y te puedes hacer daño o contagiarte de algo si no tomas precauciones. También el surf y la costura, actividades muy poco naturales ambas, tienen sus complicaciones y peligros.
      Y si dos (o más) personas deciden incluir su ano en sus juegos sexuales no me parece que sea asunto suyo.
      Bueno, le dejo, Mr. Natural, que debe andar muy atareado cazando para alimentar a tu tribu, que le espera en la cueva.

  3. Jochi Says:

    ◦Considerarla una enfermedad tiene la ventaja de que se puede buscar el modo de curarse. Y de hecho hay psiquiatras que consiguen buenos resultados.
    ◦Considerarlo un defecto o una anomalía tiene la ventaja de que se procurará corregirlo, y se evitará ejercitarlo.
    ◦Considerarlo bueno no arregla el problema.

    • Confusio Says:

      La zurdera también era una enfermedad a principios del siglo pasado. Los niños zurdos no tenían una lateralidad “normal” y se les castigaba por usar la izquierda. Se les sometía a tratamiento y se les “corregía” la zurdera atándoles la mano izquierda a la espalda. Un tratamiento que provocaba dificultades para adaptarse a la vida escolar y a otras muchas actividades. Lo que se denomina lateralidad forzada. Ustedes obtienen algo muy parecido: la orientación sexual forzada. Tratamientos dañinos, de nula efectividad, con la que algunos psicólogos sin escrúpulos le sacan el dinero a los paletos.
      Afortunadamente, en ningún lugar de la Biblia dice que haya que escribir con la derecha. Si no, los niños zurdos aún serían torturados por sus inclinaciones “antinaturales”.
      Respecto a la “legalización de la pederastia”… Tiene gracia que diga usted eso. La legalización de la pederastia no es ninguna reivindicación del movimiento gay. La verdadera legalización de facto de los abusos sexuales a menores es la que intenta mantener la iglesia a base de encubrimiento, amenazas y manipulación a las familias y, cuando no hay otro remedio, indemnizaciones para tapar bocas. La iglesia católica norteamericana anda arruinada por esa razón.

  4. Jochi Says:

    El homosexualismo u homosexualidad (del griego, homo “igual”, y del latín, sexualidad “calidad de sexual”: “calidad de homosexual”), es un trastorno psicológico del desarrollo de la identidad sexual caracterizado por el conjunto de comportamientos y prácticas basadas en la atracción erótica hacia individuos del mismo sexo. Por ser un trastorno psico-sexual, algunos la consideran una perversión sexual, más propiamente una parafilia, socialmente inmoral y antinatural.
    El bisexualismo o bisexualidad es la atracción erótica hacia ambos sexos, y por lo tanto implica una condición homosexual, en mayor o menor grado, dependiendo del individuo.

    La desclasificación oficial de la homosexualidad como trastorno en los manuales de salud, fue resultado exclusivo de la presión política de los grupos activistas gay, y no como resultado de la investigación científica.[1]

    En los últimos años la influencia de los homosexuales en la política y en la cultura ha aumentado. Luchan constantemente, por medio de grupos de presión, promoviendo la homosexualidad para que sea reconocida en la sociedad como una “opción aceptable y respetable”, y como “una variante normal de la sexualidad humana”. El movimiento político gay ha influido de forma determinante en la opinión pública, logrando la mayoría de sus objetivos tales como redefinir el concepto legal del matrimonio, la adopción legal de niños y la legalización de la pederastia.

    http://es.metapedia.org/wiki/Homosexualismo

    • Confusio Says:

      Es estupendo tener a alguien tan sabio que nos explica el significado de todas esas palabras tan difíciles…
      Está usted completamente trasnochado en lo que a psicología se refiere. La homosexualidad no es ninguna enfermedad desde hace ya mucho tiempo. Ha desaparecido del Manual de Diagnóstico desde los setenta y la OMS no la considera una enfermedad desde 1990. Solo algunos psicólogos cargados de prejuicios religiosos lo siguen considerando una enfermedad por razones extracientíficas.

  5. jochi Says:

    Sabías que la homosexualidad es una sucia y cochina enfermedad que consiste en que un tarado mental sin escrúpulos experimenta placer penetrando y empujandole la caca para adentro a otro tarado mental sin escrúpulos que experimenta placer siendo humillado de esa manera. Como ves es algo vergonzoso y repugnante a parte de antiestético y antihigiénico.

    • Confusio Says:

      Los obsesos escatológicos como usted deberían plantearse un par de preguntas: El sexo anal no es exclusivo de los homosexuales. Si lo practica una pareja hétero ¿le parece bien?. Por otra parte, no todos los gays lo practican. Si una pareja gay sólo practica sexo oral, por ejemplo ¿le parece a usteb bien?
      Los restos de heces que tanto le preocupan, pueden eliminarse completamente con una higiene cuidadosa. Respecto al sexo anal u oral ¿encuentra mucha diferencia higiénica en que se trate de una pareja hétero u homosexual? Los restos de flujo o menstruación que pueden encontrarse en una vagina ¿no le producen repugnancia?

      Por favor, responda rápido. Hay millones de personas que están pendientes de su aprobación para poder vivir su vida.

    • Mariano Says:

      Sabías que la homofobia es una imbécil y retrograda enfermedad que consiste en que un retrasado mental sin inteligencia experimenta placer denigrando a otros seres humanos con gustos diferentes. Como ves es algo vergonzoso y propio de personas con deficiencia mental.

  6. Magufo Says:

    Es grave el caso de considerar la homosexualidad como enfermedad. En esto estoy de acuerdo con el autor del blog.
    Pero querer “refutar” la homeopatía basado en que un grupo de médicos católicos de Alemania sugiere tratar la homosexuaidad con homeopatía resulta enternecedor. Yo puedo decir lo mismo de distintas asociaciones psiquiátricas que pretenden curar la homosexualidad con medicamentos comunes y sorpresa en este caso si los hay:

    http://es.wikipedia.org/wiki/Terapia_de_reorientaci%C3%B3n_sexual

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: