Tengo mi cuerpo

Para los buscadores de la trascendencia, nuestro cuerpo es la indigna cárcel del espíritu. Hay quien cree que ser libre consiste en aprisionar tu propio cuerpo y doblegarlo para que el alma prisionera tenga derecho a gozar de un lugar en la eternidad.

He pensado en ellos escuchando esta canción de Nina Simone. ¿Es posible hacer un himno a nuestro cuerpo? No porque sea hermoso o fuerte, sino por ser nuestro territorio, para devolverle la dignidad que pretenden robarle los mercaderes del espíritu.

Mienten cuando dicen que esta vida es apariencia y que es solo la antesala de una vida infinita. La vida es real y durará exactamente lo que dure nuestro cuerpo, así que no está mal dedicarle una canción. Aunque suene a tópico, tenía que ser un artista de herencia africana quien hiciera este canto materialista para los que no tienen Dios, ni país, ni familia, ni alma. Sólo la vida y lo único que nos mantiene en ella, nuestro cuerpo.

Etiquetas: ,

2 comentarios to “Tengo mi cuerpo”

  1. Win Says:

    Excelente letra, me encantó!!! Estoy de acuerdo totalmente en que el cuerpo necesita ser dignificado, y dejar atrás esa “satanización” que ha hecho la religión con él.

  2. Srcincuenton Says:

    ¡Que buena relexión, sencilla y contundente!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: