2 comentarios to “Perdonad… he bebido demasiado”

  1. Outsider Says:

    No podía ver vídeos con mi navegador así que me he puesto a buscar como solucionarlo, y supongo que no ha sido gracias a ningún dios el conseguirlo pues ha sido gracias a este vídeo que me he animado a solucionarlo.

    Genial!!, sencillamente genial.

    Si no podemos convencerlos de lo absurdo de las creencias religiosas y sus dioses, por lo menos podemos reírnos cuando hablamos sobre ellas.

  2. martillo de memos Says:

    Hola.
    Se te ha olvidado que, si tenemos que hacer caso de sus diversos “libros sagrados” (corán, biblia…), Dios además es un ser sadomasoquista. Su aspecto masoquista se revela claramente en el Evangelio cristiano, donde voluntariamente se encarna en un ser humano y decide someterse a un calvario y a una crucifixión. Y su sadismo no tiene parangón, es capaz de someter a tormentos eternos en el infierno a hijos suyos por cometer pecadillos cuando Él mismo los creó pecadores.
    Otra de las patologías de este Dios enfermo es su psicopatía: No sólo es el mayor asesino en serie de la Historia sino que pudiendo hacer el bien (es omnipotente) permite que mueran de accidentes, enfermedades, guerras y pobreza millones de seres humanos; esto quizá esté también relacionado con su sadismo.
    También es un ser con un trastorno de personalidad múltiple: Unas veces predica la bondad y el amor, y en otras ocasiones adopta el papel de tirano y maníaco violento, llevando todo ello a las más penosas contradicciones.
    Su permanente necesidad de ser amado revela que padece un trastorno histriónico de la personalidad también.
    En resumen, es un ser con las más diversas patologías, unas veces histérico, otras violento, otras sumiso y bondadoso…, todo ello reflejo de las múltiples personalidades y patologías de los fanáticos que han predicado y escrito acerca de Él, quienes terminaron proyectando sus miserias personales y mentales en este extraño Ser.
    Todo esto no podía llevar sino a que sus seguidores no sean otra cosa que fanáticos dementes víctimas a su vez de un montón de patologías entre las que destacan los trastornos esquizofrénicos y psicóticos (con sus correspondientes visiones, éxtasis, alucinaciones y delirios), trastornos de la personalidad por dependencia, trastornos de ansiedad (miedo a la muerte, al infierno, al pecado, al demonio…), trastornos obsesivo-compulsivos (repetición de oraciones y persignaciones, rituales periódicos, purificaciones…), un masoquismo que, aparte de llevarles a flagelarse y auto-torturarse les lleva a considerar este mundo como un valle de lágrimas y a desear sufrir y padecer para ganarse un lugar mejor en el cielo…, y un largo etcétera de enfermedades mentales que nos llevaría mucho tiempo y espacio detallar.
    Para mi queda claro que la religión es la peor y más destructiva enfermedad mental que existe, y muy difícil de curar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: