Galileo musulmán

 

Este señor es un clérigo musulmán de Londres. Como tiene estudios y, además, se ve que el pobre es bastante ingenuo, ha tenido la genial ocurrencia de hablar de evolución en la mezquita. Casi lo matan. Ha tenido que retractarse públicamente.

El islam es una religión de paz y tolerancia y la mayoría de musulmanes lo demuestran siendo tolerantes con las bestias fanáticas con las que comparten rezos en la mezquita.

Etiquetas: ,

2 comentarios to “Galileo musulmán”

  1. Amor Says:

    Es increíble la intolerancia de algunas personas de fe. Esta información me ha dejado pasmada.
    Ojalá llegue el día en que nos respetemos los unos a los otros y el bienestar humano sea nuestra prioridad sin importar religiones…

    #orgulloateo

  2. Outsider Says:

    La noticia no es nueva, es de 2011 pero por desgracia muy actual. Básicamente demuestra que es muy difícil nacer realmente libre de religión. El religioso no nace, se hace, pero en todas partes se hace desde muy pequeño y por lo general no tiene muchas opciones para descubrir que todo en lo que cree es pura superchería. Lo que se aprende en la infancia se aprende como verdad universal y da igual que uno sea muy listo o inteligente, al final se lo cree. Con el tiempo puede que aprenda cosas nuevas pero vuelve a ser difícil renegar de aquello que se dio por cierto en la infancia. Este hombre ha llegado a ser clérigo, demostración de lo mucho que le influyó la enseñanza que recibió de niño. De haberse planteado su religiosidad no lo habría expuesto en una mezquita, pero al aprender algo sobre la verdad, al menos sobre aquella que hasta ahora se ha demostrado, no se ha percatado de que en realidad entra en conflicto con sus creencias y con las de todos los que creen lo mismo que él. Y los demás no le han perdonado.

    Galileo de nacer más tarde se habría planteado ser ateo. Pero igual no, pues no somos tantos, y la mayoría lo somos como ese clérigo en el sentido de que antes nos criaron, ya sea nuestros padres, abuelos o la sociedad en la que vivíamos como personas temerosas de Dios. Cuando no es a Dios a quien hay que temer, sino a los que creen en él.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: