Archive for the ‘Contra el cristianismo’ Category

Hagamos balance

5 marzo 2017
romeros

¿Qué han conseguido en 2000 años?

Un buen examen de los datos empíricos puede servir para demostrar que se tiene razón. Si es que tener razón es de alguna utilidad. Clarificar datos empíricos no zanja nunca un debate ético, pero convierte algunas posturas en insostenibles. Un vistazo a las cifras y a los datos pone en evidencia que los cristianos, especialmente los católicos, aman más a dios que a la verdad.

Desde el siglo tercero el cristianismo ha sido la religión dominante en Europa Occidental y, gracias al imperialismo, en medio mundo. Mil setecientos años después, el cristianismo ha contribuido muy poco a los logros de la Humanidad. Más bien al contrario, ciertas lacras han persistido gracias a él.

La esclavitud. Abolida gracias a las corrientes liberales de pensamiento y a los nuevos modos de producción. Las naciones católicas de Europa fueron las últimas en suprimir la esclavitud.

La guerra. La historia y los números demuestran que las naciones cristianas son las más aficionadas a la guerra y sus guerras son las más sanguinarias.

La tiranía. El respaldo de la Iglesia al absolutismo no puede ser más manifiesto. Aún hoy en día su forma de organización es absolutista, a pesar de que en el pasado han existido formas democráticas de elección de dignidades religiosas, no parece haber ninguna intención de renunciar a las prerrogativas del monarca absoluto elegido entre una aristocracia elegida a dedo.

La enfermedad. Rezos, reliquias y peregrinaciones no han solucionado nunca ninguna epidemia, antes al contrario. Es la ciencia la que lo ha hecho. Aún así, la Iglesia considera que debe tutelar a la ciencia, supervisar qué pueden hacer médicos e investigadores y pretende decidir cómo tratar a los enfermos graves.

La ignorancia. La Iglesia confunde educación con adoctrinamiento. Su oposición a cualquier forma de enseñanza que fomentase el espíritu crítico y se opusiese al dogmatismo ha sido radical y violentísima. Por conservar su monopolio de la educación llegaron a tramar el asesinato de educadores como Ferrer y Guardia. Saben que el razonamiento lleva al descreimiento.

Anuncios

Richard Dawkins en defensa de la Biblia

3 noviembre 2016

En Reino Unido quieren que haya una Biblia en todas las bibliotecas escolares. Entre la lista de personalidades que apoyan la iniciativa hay un nombre inesperado: Richard Dawkins

Por si a estas alturas hay alguien que todavía no sabe quién es, Richard Dawkins es “el papa ateo”. Un científico brillante, autor de uno de los libros sobre la evolución más reeditados, “el gen egoísta”; pionero en la simulación informática de los procesos evolutivos y conocido por dejar repetidamente en ridículo a los creacionistas en cualquier debate en el que cometan el error de hablar de ciencia. Es un ateo militante y ha creado la fundación que lleva su nombre, desde donde ha impulsado iniciativas en defensa de la libertad de conciencia y contra la injerencia religiosa en las leyes y en nuestras vidas.

A pesar de que es abiertamente contrario a la religión en las escuelas, Richard Dawkins considera increíble que no haya ya un ejemplar de la Biblia en cada biblioteca escolar (¿qué tienen en su lugar? ¿Harry Potter?). Es una obra fundamental para entender nuestra historia y nuestra cultura. Cientos de expresiones cotidianas proviene de la Biblia. No es posible comprender la historia del arte sin la biblia y la mitología griega. En resumen, tienes que conocerla si no quieres ser un patán.

Pero hace una puntualización acerca del papel moral del libro, porque alguien ha sugerido que leerla servirá para que los chicos sepan que es lo correcto. Dawkins opina que eso es un disparate y la mejor prueba proviene de la propia lectura de la biblia. Porque, afortunadamente es ilegal e inmoral vender a tu hermana, aunque lo diga el Deuteronomio.

¡Qué bonita la misa tridentina!

4 septiembre 2016

Tridentino

Los diarios de provincias en verano vienen ligeros y atolondrados como las avecillas de San Francisco… En las páginas de sociedad se han cansado de tanta frivolidad y nos obsequian con un reportaje edificante que es, a la vez, reflexión profunda y honesto entretenimiento: Entrevistan al mossén de la foto, que nos habla de su especialidad, la misa tridentina en latín. Mucho más bonita que cualquier misa postconciliar por muy concelebrada que sea ¡Dónde va a parar…! El protagonista la canta ataviado con ricas vestiduras, que encuentro que le cuadran mucho con el semblante. Al verle, uno siente que el tiempo ha retrocedido a otras épocas preconciliares y no tan preconciliares, en la que todo quedaba más vistoso porque había muchos más monaguillos dispuestos a mover en incensario con entusiasmo. Pasaron aquellos tiempos, que ya eran de decadencia. Hoy en día los padres andan escrupulosos, alarmados con tanta noticia escabrosa, pero ¿no dijo Jesús: “dejad que los niños se acerquen a mí”? Pues aquí está el mossén, dispuesto a iniciarlos en los misterios de la misa tridentina.

Elisa Mandillo y el nombre de las cosas

31 agosto 2016

Santo-santo

Nos vemos en la obligación de tener que incorporar a Elisa Mandillo en la galería de personas perseguidas por los religiosos que aparece a la derecha. Todas ellas han cometido el delito de no comulgar con determinadas creencias sobrenaturales y no ser capaces de disimularlo.

Se trata de un episodio más de la creciente envidia islámica de los católicos de este país. Contemplan las limpiezas ideológicas que está realizando Erdogán en Turquía y les encantaría tener el poder suficiente para hacer lo mismo. De lo cual se deduce que la tolerancia en los religiosos es siempre consecuencia de una situación momentánea de pérdida de poder.

Estos enfermos aquejados de apofenia crónica encuentran muy desagradable que la gente no trate sus interpretaciones de la realidad con el debido respeto. Se consideran víctimas. También los que creían que el fin del mundo era el 20 de diciembre pasado están pensando seriamente en pleitear contra los que sacan chistes sobre el asunto. Disimular la risa debería ser una obligación social y, para algunos, legal.

Así que una juez de Málaga quiere sentar en el banquillo a Elisa.  Observo que la juez escribe que la encausada llevó en procesión “una vagina”. Parece que tanta educación católica le ha dejado las habituales secuelas de ignorancia. Lo que llevaban en procesión era una vulva, no una vagina, que es como confundir el oído con la oreja. Pero bueno, ya se sabe que no es del todo decente que una mujer sepa tanto sobre esas cosas de por ahí abajo, aunque se trate de órganos de su propio cuerpo. La ignorancia es más correcta, no sea que la confundan a una…

El dios celoso

3 junio 2016

Viene-Visnu

 

¡Atención! esta página es manifiestamente blasfema.

Los celos son el pecado divino. Creo que es defecto que más claramente se pone de manifiesto al estudiar la personalidad divina en casi cualquier texto sagrado monoteísta. En cambio, los panteones de las religiones politeístas son como las familias numerosas en las que los hijos están acostumbrados a tener que compartir todo, incluido el amor de los padres.

Los celos son una confusión entre la proximidad y la posesión. Ponen en evidencia la falta de seguridad de quien los padece y su mal aprendizaje del amor. El Dios judeocristiano no sabe amar. Sus criaturas podrían enseñarle. La mayoría de ellas no desean hacer daño a los que no les corresponden. No es extraño que no sepa porque, claro… estando tan solo.

La estrategia de la secta.

26 enero 2016

Nadie se mete en una secta… te unes a un grupo de personas que te gustan de verdad.

Así hablaba un superviviente de Peoples Temple, la secta Templo del Pueblo, aquella secta que alcanzó enorme fama al protagonizar un suicidio en masa en la Guayana en 1978, en el que se inmolaron más de 900 personas, niños incluidos.

Guayana-1978

La diferencia entre secta y religión es menos que sutil. Los hay que no vemos ninguna más allá del número de adeptos. Todas las religiones empezaron como sectas. Los testigos de Jehová eran sin duda una secta cuando yo era niño. Nadie dudaba en darles ese calificativo. Hoy en día hay muchos más y puede que alguien proteste si se emplea esa palabra en un medio público.

Suele considerarse sectario aquel grupo de creyentes que mantienen conductas de rechazo hacia el exterior, que establecen mecanismos de aislamiento que pretenden mantener al converso alejado de su familia y sus amigos proporcionándole una “nueva familia” y evitando que se informe de forma directa de lo que pasa en el mundo.

Varias de estas estrategias de aislamiento son bien conocidas y, según eso, es difícil no calificar como secta al Opus Dei, por ejemplo.

 

El sacrificio

4 octubre 2015

El sacrificio del hijo de Dios, es una noción, un meme que llaman ahora, de éxito innegable. Sin embargo hay que reconocer que el asunto está muy lejos de resultar claro. Un dios inmortal accede a morirse un rato para purgar los pecados de la humanidad. Y además es un Dios único que, desde el principio de los tiempos, tiene un hijo. A pesar de que la relación padre-hijo es algo incomprensible sin el factor tiempo, pero, centrándonos en el tema, ¿por qué la tortura y muerte de alguien redime los pecados de terceros? Solo en una sociedad tribal sin estado en la que las ofensas entre clanes se dirimen a base de asesinatos puede tener sentido ese “ofrecerse en lugar del culpable”. En algunos lugares del mundo aún se aceptan soluciones así para los delitos de sangre. Maté a tu hermano y para compensar a tu clan te entregaré a alguien de mi familia.

Pablo de Tarso tuvo la intuición genial de interpretar la muerte de Jesús como un sacrificio inverso. El cordero que dios inmola para los hombres. Sin embargo, la resurrección da la impresión de que lo desvaloriza, ¿no?

Cucarachas

 

 

Dios que estás en los cielos

9 mayo 2015
Babel

La Biblia prohíbe construir en las proximidades del cielo.

Uno de tantos aspectos de la personalidad divina que ha cambiado con el tiempo y las modas es su lugar de residencia. Los cielos (así, en plural) eran el hábitat de Dios. No solo del judeocristiano, sino de los dioses griegos también. Habitaban aquéllos en el Monte Olimpo y luego se mudaron al empíreo, que era un cielo situado allende la bóveda de las estrellas.

Los judíos durante su helenización reclamaron el cielo empíreo para su único Dios, donde se instaló muy a sus anchas. Seguramente tuvo que hacer limpieza para retirar los despojos de las batallas y fiestas que allí tuvieron lugar. El cualquier caso, esa pasó a ser su nueva dirección para las religiones herederas del judaísmo. Los musulmanes señalan hacia arriba porque en los espacios abiertos en los que nació su religión era difícil imaginar otra morada digna.

El telescopio descubrió, entre otras verdades incómodas, que no había tal cielo empíreo y que por encima de las estrellas había más estrellas, de manera que el supuesto cielo divino debía de quedar extraordinariamente lejos. Demasiado lejos de sus criaturas.

Haciendo gala de su asombrosa capacidad de adaptación, los religiosos buscaron otra morada para dios. Tenía que ser un lugar próximo pero suficientemente espacioso y de donde no resultase fácil desalojarle. Localizaciones ambiguas como por ejemplo “en todas partes” o “en nuestros corazones” cumplían suficientemente este propósito. Esto supuso un nuevo avance en la idealización de dios, que pasó de ser un personaje con apariencia humana que se paseaba por el paraíso a transformarse paulatinamente en un ente abstracto y deslocalizado.

El pecado de los constructores de la Torre de Babel fue acercarse demasiado al cielo. Dios, para castigar su atrevimiento, destruyó la torre y originó la confusión de las lenguas. Esta limitación de altura para las edificaciones ha pasado de moda y los religiosos no se oponen a que se erijan edificios tan altos como permita la técnica. Siempre me he preguntado por qué los fanáticos de la Biblia viajan en avión. Volar a tres mil metros en un aparato ruidoso y pestilente constituye un allanamiento de los cielos mucho peor que el de la torre de Babel. Sin embargo se embarcan tan tranquilos y algunos, incluso, se relajan entre las nubes y hasta piden zumo de tomate.

De nuevo vemos como se decide sobre la marcha qué pasajes de las escrituras deben interpretarse en sentido simbólico y cuales en sentido literal. Cuando se empieza a hacer el ridículo es signo de que hay que cambiar a la interpretación simbólica. El cambio suele llegar con bastante retraso porque el sentido del ridículo está muy poco desarrollado entre los lectores de la Biblia. Y menos aún entre los lectores de Corán.

El dios del perdón

8 enero 2015

Perdon

 

El tema a desarrollar: Los ateos somos menos indulgentes con nuestras propias faltas porque no tenemos a nadie que nos perdone.

Hay quien piensa que si no hay dios, no hay justicia ni castigo de los pecados y que los perversos no tendrán freno para hacer lo que les venga en gana. De hecho, sospechan que perversos somos todos y que, si no fuera por miedo al dios que todo lo ve, esto sería la selva. Hay incluso ateos que piensan así y llevan su ateísmo con mucha discreción para no fomentar el desorden social.

Pero ni los creyentes ni los ateos vergonzantes se detienen a analizar las consecuencias reales de practicar el perdón como norma social.

Ramón Llull, en el Llibre de les Bèsties, cuenta la historia de un súbdito del rey que comete toda clase de fechorías. El malvado confía en la infinita misericordia divina y espera que la justicia del rey, que es muy cristiano, sea semejante a la divina y acepte su arrepentimiento y su fidelidad como únicos requisitos para el perdón. Ramón Llull se las arregla para que el rey condene al malhechor. Otro final debía parecerle indecoroso, como a nosotros, pero uno se queda con la sensación de que la moraleja de la historia es que el castigo es necesario y que lo del perdón de los pecados es pura propaganda.

El asunto se recoge en otras obras como en el drama religioso atribuido a Tirso de Molina “El condenado por desconfiado“. Un monje de vida piadosa llega al final de su vida y, a pesar de que no ha hecho mal a nadie, se condena al infierno porque le entran dudas sobre la misericordia divina. El otro personaje de la obra es un criminal que a la hora de morir ajusticiado se arrepiente de sus pecados, confía en el perdón divino y gana la salvación. El asceta se condena y el asesino sube al cielo tan ricamente. Por muy injusto que pueda parecer el final, recordemos que las obras de teatro pasaban una férrea censura religiosa que no tuvo nada que objetar al mensaje. Siempre es posible el perdón, no importa lo que hayas hecho; lo que es imperdonable es dudar o cuestionar a dios.

Eduardo Mendoza en El Asombroso viaje de Pomponio Flato, hace coincidir a un filósofo estoico con el joven Jesús. El romano le refuta la idea del perdón de los pecados. El malo no debe ser perdonado porque eso es una burla para el que obra rectamente.

El cristianismo paulino, con su misericordia infinita, había creado un monstruo antisocial. El problema se solucionó rápidamente diferenciando justicia terrenal de justicia divina, pero no se salvaba el conflicto entre la autoridad civil y una iglesia que protegía a los delincuentes en sus templos. La nueva religión nunca quiso renunciar a una idea tan poderosa como el perdón absoluto y, para salvar la paz social, la trasladó al mundo de los muertos. Tal vez porque solo puede sobrevivir en un lugar en el que las contradicciones no existen y en el que todo es posible.

 

Jesuitas en la Tierra del Preste Juan

13 octubre 2014

He encontrado dos obras muy interesantes sobre la aventura de los jesuitas en Etiopía. Son dos estudios de Martínez d’Alós y colaboradores sobre los misioneros y sus conflictos en la época de la contrarreforma

La_mision_jesuita_a_Etiopia_1557-1632_entre_la_ambicion_y_la_utopia

Paul and the other: the Portuguese debate on the circumcision of the Ethiopians

Para mí, Etiopía es importante porque es un ejemplo de cristianismo no romanizado y creo que refleja cuál es verdaderamente la aportación del cristianismo a la civilización europea. Las personas de ideas religiosas insisten en que la religión cristiana es un componente fundamental de la ética de las libertades y la solidaridad que está presente en los principios de la ilustración, sin embargo, yo creo que la declaración de los derechos del hombre es una obra con muy escasa influencia oriental. Es producto del logos griego y del derecho romano. Un ejemplo de lo que sería el cristianismo sin esos dos elementos lo tenemos en el cristianismo etíope. (more…)