Archive for the ‘Contra el Islam’ Category

El dios celoso

3 junio 2016

Viene-Visnu

 

¡Atención! esta página es manifiestamente blasfema.

Los celos son el pecado divino. Creo que es defecto que más claramente se pone de manifiesto al estudiar la personalidad divina en casi cualquier texto sagrado monoteísta. En cambio, los panteones de las religiones politeístas son como las familias numerosas en las que los hijos están acostumbrados a tener que compartir todo, incluido el amor de los padres.

Los celos son una confusión entre la proximidad y la posesión. Ponen en evidencia la falta de seguridad de quien los padece y su mal aprendizaje del amor. El Dios judeocristiano no sabe amar. Sus criaturas podrían enseñarle. La mayoría de ellas no desean hacer daño a los que no les corresponden. No es extraño que no sepa porque, claro… estando tan solo.

1 julio 2015

Todas-sois-iguales

Dios que estás en los cielos

9 mayo 2015
Babel

La Biblia prohíbe construir en las proximidades del cielo.

Uno de tantos aspectos de la personalidad divina que ha cambiado con el tiempo y las modas es su lugar de residencia. Los cielos (así, en plural) eran el hábitat de Dios. No solo del judeocristiano, sino de los dioses griegos también. Habitaban aquéllos en el Monte Olimpo y luego se mudaron al empíreo, que era un cielo situado allende la bóveda de las estrellas.

Los judíos durante su helenización reclamaron el cielo empíreo para su único Dios, donde se instaló muy a sus anchas. Seguramente tuvo que hacer limpieza para retirar los despojos de las batallas y fiestas que allí tuvieron lugar. El cualquier caso, esa pasó a ser su nueva dirección para las religiones herederas del judaísmo. Los musulmanes señalan hacia arriba porque en los espacios abiertos en los que nació su religión era difícil imaginar otra morada digna.

El telescopio descubrió, entre otras verdades incómodas, que no había tal cielo empíreo y que por encima de las estrellas había más estrellas, de manera que el supuesto cielo divino debía de quedar extraordinariamente lejos. Demasiado lejos de sus criaturas.

Haciendo gala de su asombrosa capacidad de adaptación, los religiosos buscaron otra morada para dios. Tenía que ser un lugar próximo pero suficientemente espacioso y de donde no resultase fácil desalojarle. Localizaciones ambiguas como por ejemplo “en todas partes” o “en nuestros corazones” cumplían suficientemente este propósito. Esto supuso un nuevo avance en la idealización de dios, que pasó de ser un personaje con apariencia humana que se paseaba por el paraíso a transformarse paulatinamente en un ente abstracto y deslocalizado.

El pecado de los constructores de la Torre de Babel fue acercarse demasiado al cielo. Dios, para castigar su atrevimiento, destruyó la torre y originó la confusión de las lenguas. Esta limitación de altura para las edificaciones ha pasado de moda y los religiosos no se oponen a que se erijan edificios tan altos como permita la técnica. Siempre me he preguntado por qué los fanáticos de la Biblia viajan en avión. Volar a tres mil metros en un aparato ruidoso y pestilente constituye un allanamiento de los cielos mucho peor que el de la torre de Babel. Sin embargo se embarcan tan tranquilos y algunos, incluso, se relajan entre las nubes y hasta piden zumo de tomate.

De nuevo vemos como se decide sobre la marcha qué pasajes de las escrituras deben interpretarse en sentido simbólico y cuales en sentido literal. Cuando se empieza a hacer el ridículo es signo de que hay que cambiar a la interpretación simbólica. El cambio suele llegar con bastante retraso porque el sentido del ridículo está muy poco desarrollado entre los lectores de la Biblia. Y menos aún entre los lectores de Corán.

Islamófobos del año (a título póstumo)

12 marzo 2015

La Islamic Human Rights Comission ha concedido el premio al islamófobo del año a la revista Charlie Hebdo. He tenido que verlo para creerlo, al principio pensaba que era un hoax islamófobo, pero no…

El argumento es que la revista Charlie Hebdo es parte de una estrategia de marginación y alienación contra los musulmanes similar a la que los nazis desarrollaron para poder exterminar a los judíos alemanes.

Entre los defensores de la sensibilidad musulmana tenemos al papa Francisco y a los diarios New York Daily News y al británico The Telegraph, que mostraron un exquisito tacto pixelando la cara de Mahoma en las fotografías que ilustraban la noticia de la matanza.

Yo no quisiera ser tachado de islamófobo y voy a intentar aportar soluciones para asegurarnos de que estas ofensas a la sensibilidad musulmana no se repitan. Creo que, a la vista de las consecuencias, la censura previa es lo más operativo. Tal vez habría que crear una comisión de ulemas que revisase las publicaciones y otorgase algo parecido al nihil obstat. El NY Daily News, el Telegraph e incluso el papa Francisco y la institución que representa, con su dilatada experiencia en censura religiosa, podrían prestar una colaboración muy valiosa.

Así los defensores del islam no tendrían que recurrir a asesinato, que siempre da muy mala imagen.

Amputología

14 abril 2014

Ibn-RusdEl 888 aniversario del nacimiento de Averroes, que Google celebra con esta imagen del sabio en la Santa-Iglesia-Catedral de Córdoba (antes mezquita), me ha recordado algunas de las controversias que entretenían a los sabios islámicos por entonces y que Averroes cuenta en uno de sus libros, aunque sin comentarla:

-¿Cuál es la indemnización que hay que abonar a la mujer a la que se le amputaron tres dedos?

-Treinta camellos

-¿Y a la que se le amputaron cuatro?

-Veinte.

La ciencia jurídica de las amputaciones está muy desarrollada en el Islam, tanto por su empleo como castigo como para valorar los deterioros físicos que debe reparar el que daña la propiedad ajena, en este caso una mujer. Los islamistas de Indonesia, que son muy modernos, exigen al gobierno que instaure la amputación quirúrgica de las manos de los ladrones.

Lo que pasa es que la lectura detallada del Corán y las tradiciones llevaban a soluciones disparatadas como ésta. Parece que el profeta se hacía un lío con los números. Averroes, por si acaso, no se atrevió a comentar lo absurdo de la situación. Y eso que le llamaban “el comentador”.

Afghanistán, años 50

7 mayo 2013

En esta colección de fotos se puede comprobar lo que la religión puede hacer con un país.

Clase de biología en la Universidad de Kabul.

Clase de biología en la Universidad de Kabul.

Dios padece omnipotencia

9 abril 2013

No sé si Dios está muerto como decía Nietzsche, pero creo que hace tiempo que no se encuentra bien. Uno de sus problemas de salud más graves es la omnipotencia. La omnipotencia puede parecer algo muy ventajoso, pero tiene algunos efectos paradójicos, que hacen las delicias de los preguntones fastidiosos:

-¿Puede Dios crear una piedra tan pesada que ni Él pueda levantarla?

-Dios lo ve todo, pero ¿podría crear algo invisible para Él?

-¿Podría Dios crear un lugar fuera de su alcance?

-¿Podría crear un acertijo tan difícil que ni Él pudiera resolverlo?

-¿Podría Dios calentar un burrito en el microondas tanto que ni Él pudiera comérselo? (Homer Simpson).

Todo ello se suma a otras discapacidades más ramplonas de la cuales podemos citar dos:

-Dios no es capaz de regenerar miembros amputados. Cura cualquier enfermedad, pero parece que tiene algo personal contra los mancos y los cojos.

-Es incapaz de acuñar dinero (George Carlin)

Supongo que esto es blasfemia

18 abril 2012

Un israelí se ha inspirado en la tetera de Russell para hacer un trabajo interesante. Es significativo que haya decidido sustiutir la tetera de porcelana por un objeto más cutre, más en consonancia con los innumerables chiringuitos religiosos de Israel-Palestina, todos solemnemente cutres.

Crazy Watering Can from vania heymann on Vimeo.

El sentido de la vida

17 abril 2012

La procesión de flagelantes de Goya. Buscando el sentido de la vida a zurriagazos.

Me envía un amigo un enlace acerca de las dificultades de los ateos en el ejército de los EEEUU (la tercera E es por evangélicos). Se sienten presionados para que se conviertan a la religión que sea y, entre otras cosas, y les mosquea tener que contestar encuestas sobre si piensan que su vida es eterna y si tiene un sentido.

De nuevo nos encontramos un tópico muy frecuentado: el sentido de la vida. En una reflexión anterior sobre el asunto llegamos a la conclusión de que, se entienda lo que se entienda por “sentido de la vida”, la religión no aporta mucho. Pero parece que las personas religiosas se sienten orientadas porque tienen algo así como el “libro de instrucciones” de la vida. Los que no tenemos ese manual, sea la Biblia, el catecismo de la iglesia católica o el Corán, vamos por la vida sin rumbo, como pollos descabezados.

Sin embargo, el libro de instrucciones parece que esté tan mal traducido como el que suele acompañar las baratijas electrónicas fabricadas en Taiwan. Tan confusos resultan que todo el mundo tiene claro que hay instrucciones que no deben obedecerse. Parece que no pasa nada si te cortas el pelo que crece sobre las sienes y tampoco hace falta lapidar a las violadas que no quieran casarse con su violador. La mayoría de católicos aceptan que el divorcio es una opción, aunque Jesús diga misa. No queda claro por qué algunas instrucciones deben obedecerse y otras no.

Existe un acuerdo mundial acerca de ciertas normas elementales que no deben transgredirse. Parece que hay problemas con aquellos mandatos que atropellan los derechos humanos. Aunque el libro de instrucciones de los musulmanes diga que hay que asesinar a los que abandonan el Islam, sólo los más descerebrados siguen el manual hasta ese punto. Los que aún piensan un poco deben sentirse un tanto desorientados. A lo mejor es que van camino de perder el sentido de la vida, como nosotros.

Jesus and Mo

6 febrero 2012

Hablábamos de blasfemia en el último post y este chiste de Jesus and Mo es de lo más blasfemo. Reúne en un solo acto impío una caricatura de Mahoma y una parodia del Corán.

Para los musulmanes, Mahoma sólo era un hombre, pero el Corán es hijo de Dios, el equivalente a Jesús para el cristianismo. El regalo de Dios a los hombres en forma de obra literaria, aunque un poco cansina. Creo que éste puede considerarse un buen resumen de un libro bastante indigesto.