Posts Tagged ‘aborto’

Fetos con pies

9 enero 2013

pinLos antiabortistas han puesto en marcha una campaña pensada para tocar la fibra sensible de los que piensan con los pies. Regalan (dinero no les falta) unos pins metálicos con unos piececitos. Son los pies de un feto que tiene el tamaño correspondiente a la última semana en la que es legal interrumpir el embarazo.

La idea es despertar el instinto maternal y paternal para hacernos ver que no podemos impedir el nacimiento de una criatura que tiene pies y en la que el alma ya ha sido milagrosamente inoculada.

Puestos a mostrar milagros de la naturaleza más abajo podéis ver unos dibujos de un feto anencefálico (1 de cada 10.000 nacimientos). He preferido no mostrar fotografías porque mi admiración por las obras del Señor es limitada. Los bebés anencefálicos viven pocas horas, a veces días. No tienen cerebro, pero tienen pies y parece que eso es lo importante. Yo pensaba que el asiento del alma sería el cerebro, o tal vez el hígado, pero parece que el alma va rellenando el cuerpo empezando por los pies.

Según los antiabortistas, las mujeres que tienen la desgracia de engendrar un feto anencefálico deben ser obligadas a llevar el embarazo hasta el final. Incluso adelantar el parto es asesinato. Otro ejemplo de cómo la religión nos convierte en desalmados.

 

anencefalia

Di sí a la vida: hazte ateo

21 mayo 2012

Dice en su corazón el necio: “No hay Dios”
Se han corrompido, hicieron cosas abominables,
no hay quien haga el bien.
Salmos 14.

San Pablo explica en Romanos 1:20-32 que rechazar al Creador resulta en depravación moral, sin embargo los estudios sociológicos demuestran que las sociedades menos religiosas se las arreglan bastante mejor que las religiosas. Aunque ya sabemos que correlación no implica causalidad, estos estudios dejan a San Pablo bastante mal.

Está todo muy bien resumido aquí. También es recomendable el completísimo trabajo de Zuckermann 2009, disponible en pdf, con una bibliografía de 250 títulos. Las conclusiones finales son que los ateos no somos más irresponsables ni más inmorales. Todo lo contrario. Aunque quizá somos un poco menos felices.

El artículo más influyente es el de Paul y Maryland (2005), que compararon diversos indicadores de desarrollo y estructura de las sociedades (suicidios, violencia, abortos) con su grado de religiosidad en 18 países desarrollados. Los resultados sugieren que si queremos sociedades más justas y menos violentas, la religión parece ser el camino equivocado porque va en dirección diametralmente opuesta. Otros estudios posteriores profundizan en la relación entre religión, homicidios y suicidios y llegan a idénticas conclusiones  Jensen 2006; Paul 2005; Fajnzylber et al. 2002; Fox and Levin 2000
Según los religiosos, seguir los mandamientos y ser pío te protege del delito, pero Golumbaski (1997), encontró que sólo 0.2% de los reclusos norteamericanos eran ateos, mientras que la proporción de ateos en la población de los EEUU está entre el 8 y el 19%, según el estudio. Es decir, que si no quieres acabar como un delincuente es mucho más razonable salir de la Iglesia que entrar en ella.

Los pro-vida, como gustan de llamarse, si realmente quisieran disminuir el número de abortos deberían propugnar una educación y una sociedad más laica. Las sociedades laicas sí han conseguido disminuir el número de abortos y de embarazos en adolescentes.

Los datos de G. S. Paul (2005) demuestran que cuanta más religión, más abortos.

Creced y multiplicaos

9 marzo 2010

Reflexión optimista del semestre:

Las religiones, que siempre tienen estrategias a largo plazo, están enfrascadas en un guerra demográfica. Se trata de tener más hijos que el enemigo. El vencedor se quedará con el mundo, o lo que quede de él, vamos. Los cristianos están preocupados porque van perdiendo en esta carrera hacia el abismo.

Tanto el Islam como el cristianismo están en contra del aborto y del suicidio, pero sólo en su formato individual. Son partidarios del suicidio colectivo.