Posts Tagged ‘ateismo’

Argumentos ateos de baja calidad

18 octubre 2010

R. Crumb. Diario londinense de Boswell

Así como hay argumentos teístas que son de pata de banco, también hay demasiados ateos que emplean argumentos manidos y simplones. Si en alguna ocasión os es dado discutir con un teísta sobre si hay un dios o no, hay unos cuantos argumentos que no debéis rebajaros a utilizar, en bien de la calidad del debate.

He aquí un listado (provisional) de argumentos vitandos:

-Si Dios existiese se notaría: Los judíos hablan del “silencio de dios” y, en general, los creyentes conviven bastante bien con un dios mudo, ciego y sordo.

-El sufrimiento: Si Dios existe ¿por qué permite la pobreza y la calvicie? (esta formulación es de W. Allen). Te contestarán que el sufrimiento forma parte de la existencia porque es un camino de realización personal, porque así podemos ejercer la caridad y porque, finalmente, todo es un misterio que entenderemos después.

-Dios es un invento del sistema de explotación capitalista: Puede, pero el capitalismo sin dios también funciona. Por otra parte, en diversos momentos de la historia, el cristianismo generó movimientos socialistas, colectivistas o de redistribución de la riqueza abiertamente revolucionarios. Así que por ahí no les vas a pillar.

La estrategia en una discusión de este tipo, si es que llega a producirse porque las conversaciones trascendentes son cada vez más raras, es atacar la eternidad. La vida eterna es una falacia generada a partes iguales por el miedo y la soberbia. Esforzaos en convencer a vuestro adversario y a los asistentes de que una persona adulta y bien informada no puede creer en una supervivencia inmaterial en el más allá. Hay que aceptar (o al menos intentar sobrellevar) que nada va a sobrevivir de nosotros. Somos neuronas. Lo que sea que llamemos alma morirá con nosotros. A veces, incluso antes.

Como señalaba Unamuno, si no hay vida eterna a nadie le importa un ardite el Dios Ése. Si aguantamos sus rarezas, sus celos patológicos y su incomprensible sentido de la justicia es porque nos va a hacer sobrevivir a la muerte. La piedad es un amor interesado.

Vuélvase listo abjurando de su fe

6 octubre 2010

Dice este estudio que los ateos semos más listos:

http://spq.sagepub.com/content/73/1/33.abstract

Esto me preocupa, porque puede llevar a algunos a renegar de su fe habitual para parecer más inteligentes, con lo que tendríamos (o quizá tenemos ya) una hornada de ateos estúpidos que equilibrarían de nuevo la balanza.

Un paseo por la mezquita

3 julio 2009

Nuestro héroe, que no aprende, se mete en otro avispero. A continuación una selección de sus conversaciones con los mahometanos de Islamenlinea.com. El nivel es bastante más bajo que el de la numeraria del opus, pero hay algunos momentos interesantes. Naturalmente, destaco aquellos párrafos del debate en los que respondo con más acierto y salero, que para eso estoy en mi bitácora.

Ummkhadija:

La ruidosa conversión de un filósofo ateo

Durante los últimos cincuenta años, el ateo más famoso del mundo ha sido Anthony Flew. Mucho antes de que Richard Dawkins comenzara a atacar a la religión, Flew era el portavoz de los no creyentes, pero ahora Flew es el más famoso converso del mundo.(…) Aquí ofrecemos en exclusiva para el público de lengua española la entrevista realizada por el Dr. Benjamín Wiker para la web tothesource.org. (… sigue la entrevista, bastante larga)

mutaal-lim:

Si este filósofo fuera consecuente con su postura. Si la madurara, se haría musulmán. Pero Al-lah guía a quien quiere y extravía a quien quiere.

Odiseo:

Este señor filósofo ex ateo en buena hora ha reconocido los Signos que están en los cielos, en la tierra y en nosotros mismos, le falta reconocer que esos son los Signos de Allah, pero considero que ya ha dado un gran paso, insha Allah dará el otro paso aún más grande. Si Allah lo quiere, este señor y todos los ateos pueden seguir el ejemplo de Ibrahim (a.s.).

Ateo orgulloso

Silencioso avance del ateísmo

Nunca habá oido hablar de este señor. No se si le llamaría filósosofo. Por la poca profundidad de su mensaje creo que llamarlo ensayista es más que suficiente. Si la complejidad de la vida no se entiende más que con un Dios (¿por qué sólo uno?) entonces ¿por qué la mayoría de los biólogos más eminentes son ateos? ¿Por qué la proporción de ateos entre los científicos aumenta año tras año? Como dijo Laplace “Dios es una hipóteisis innecesaria” no sirve para explicar nada. Es simplemente el nombre que le ponemos a nuestra ignorancia. La solución no es leer la Biblia ni el Corán, sino seguir investigando.

Al Arqam:

No solo aquello que trata de “explicar” nuestro mundo es necesario. Lo que cada uno necesitemos para avanzar nadie tiene potestad para dictaminarlo ¿no crees? Y coincido en que la solución no es “leer la Biblia ni el Corán”, pero tampoco es seguir investigando. Primero sería ver para qué necesitamos una solución (una solución ¿a qué?)

Ateo orgulloso

Efectivamente, Al Arqam, no sólo explicar el mundo es necesario. Primero hay que vivir…y comer un par de veces al día y tener un sitio donde dormir… Ahí una religión puede ser lo que uno necesita para avanzar, como dices tú. Los privilegiados que tenemos lo necesario y bastante de lo superfluo podemos distraernos mirando al cielo y haciéndonos preguntas. Sin embargo los que no necesitan “explicar” ni investigar; los que eligen el otro camino, el camino de la fe, no me parecen sinceros. La prueba la tienes en la entrevista que da inicio a este tema. Allí el entrevistador, persona religiosa por lo que se ve, dice: “la última evidencia científica tiende –o incluso quizás demuestra- fuertemente hacia una conclusión teísta.” Los creyentes de todas la religiones fingen no tener curiosidad, pero esperan ansiosamente que la ciencia les de la razón.

Luqman

La ciencia moderna ha dejado un legado incalculable de conocimientos. Pero el más valioso de todos es su método, que es el final (aún inacabado) de milenios de desarrollo, proveniente de aportes de muchas culturas y formas de pensamiento, muchas veces distintas entre sí. Pero su mayor desacierto ha sido (en manos de algunos) el querer imponerse como un dogma; eso que ella misma tanto critica. La ciencia para muchos, en sí misma se ha convertido en una religión más, con sus propios dioses, santos, escrituras y por supuesto, buscando controlar de una u otra forma a la sociedad. Antes eran los “sumos sacerdotes” los que ejercían bajo cuerda el control sobre los pueblos, ahora eso es tarea de los “sumos científicos”. Y me he cansado de ver cómo más de una vez la han ca(r)gado. Particularmente, creo que hay que ver a la ciencia nada más como una herramienta. No como una forma de pensamiento, o de vida. Mucho más cuando pone al ser humano en una posición tan disfuncional como ser su propio dios, y a la vez como esclavo de cosas que deberían estar por debajo de él, pero resulta que están por encima.

Los biólogos no estudian (ni pretenden estudiar) cómo o por qué se creó la vida. Sólo estudian lo que ya está hecho. Para hacer eso no hace falta creer en un sólo Dios, en muchos dioses o en ninguno… Podrían ser biólogos muy destacados aún si le rezan con fervor a la pata de Maradona, con tal que sean objetivos y sigan un método riguroso. ¿Y qué tal el fútbol? Es una religión más, con ídolos por un lado y fanáticos por el otro… ¿Serán los biólogos más eminentes amantes del fútbol, o ateos? Ahora, de indagar acerca del origen de la vida, hipótesis sobran. Pero hasta ahora no he visto al primer científico (ateo o no) crear vida a partir de materia inorgánica. Así que por los momentos, la ciencia no tiene bases suficientes para decir la última palabra en cuanto al origen de la misma… dentro de sus propias concepciones.

Aparte de eso: ¿En qué estudio científico/estadístico te basas para decir que que los biólogos más eminentes son ateos y que proporción del ateísmo en el ámbito de las ciencias crece? (…)

Ateo orgulloso

Estimado Luqman, Los biólogos por supuesto que estudian cómo y por qué apareció la vida. Y te informo que se ha llegado a teorizar bastante sobre el tema y que es uno de los aspectos más interesantes de la Ecología actual. El cómo y el por qué son fundamentales a la hora de plantearse cómo puede ser la vida en otros planetas. Y, desde luego, a ninguno de los exobiólogos se le ocurrirá nunca emplear el Corán o la Biblia en sus elucubraciones, por teóricas que sean. No considero que venga al caso tu comentario sobre el fútbol como religión, aunque puedo comprender que siendo venezolano puedas haber tenido alguna experiencia mística al respecto. (Por aquí también hay muchos devotos). Supongo que quieres decir que si no se cree en Dios se acaba creyendo en cualquier cosa. Pues no… hay mucha diferencia. Una religión es una cosmovisión que pretende explicarlo todo (sin resultado), es un código moral inalterable (que queda rápìdamente obsoleto) y es, sobre todo, un método de supervencia más allá de la muerte (sobre este punto nunca suele haber reclamaciones). Las religiones, en el pasado, servían para que la cosecha fuera abundante y para no enfermar. Ahora sirven, sobre todo, para no morirse. Maradona no soluciona el problema de la muerte, con lo que no podrá ser nunca más que la caricatura de una religión. Respecto a la fuente en la que me baso para afirmar el ateísmo creciente de los científicos (no sólo los biólogos) te la doy con mucho gusto: Evolución, religión y libre albedrío. Investigación y Ciencia, pág 80 febrero 2008. Puedes consultar un breve resumen en mi blog Saludos.

Luqman

Dices: “Los creyentes de todas la religiones fingen no tener curiosidad, pero esperan ansiosamente que la ciencia les de la razón.” Totalmente al contrario. Nosotros le damos razón a la ciencia cuando ella acierta, aunque ella lo haga a su manera. Hasta el punto de que nada de lo que teoriza la Astrobiología (por mencionar una ciencia) contradice el Corán. Al contrario, para tu decepción El Corán lo confirma. Los humanos No Estamos Solos. Nunca lo hemos estado. Más bien llegamos de últimos al partido (por decisión del Árbitro Supremo), ya habían muchos otros jugadores en la cancha jugando antes que nosotros (…)

En verdad la ciencia está muy lejos de ser exacta en cuanto a “estudios” se refiere. El mejor ejemplo es la crisis mundial que nadie vio llegar, y le estalló a los renombrados economistas (como a todos nosotros) en la cara. Ahora los economistas cuyas madres ahora son las más renombradas no encuentran un hueco libre dónde esconderse, pero cómo le huyen a las cámaras. ¿Inexactitud o Negligencia? Misterios de la ciencia……. Por otro lado, la razón y la fe, a nuestro juicio (es decir, el de los no-ateos), no sólo pueden ser incluyentes entre sí, sino que además se complementan, y al menos para nosotros los musulmanes, ambos factores son interdependientes. (…).

Abdala 19

ateo orgulloso, para empezar, hay más creyentes entre los científicos de los que dices. Simplemente los científicos ateos tratan de inflar el porcentaje de ateos que hay entre los científicos. Es así, igual que si dices que la teoría de la evolución es falsa (está comprobado que es falsa), ya eres un científico desprestigiado en el terreno de la investigación, y ya te buscarías problemas. Por eso, muchos científicos tratan de ocultar su creencia en Dios. De todas formas, si lo que pretendeis es demostrar todas las cosas de la vida, vas por mal camino, tú y todos los que pensais que todo debería demostrarse. Es como un niño pequeño que no da su brazo a torcer, que se estrella continuamente contra la pared al pensar que todo tiene que verse. Si todos viéramos a Dios todos creeríamos, el mérito está en creer en Dios sin verle. No hemos nacido para ser los típicos científicos y demostrar las cosas. Estamos en esta vida de paso, esta vida es una prueba, no estamos aquí para hacernos los cultos demostrando teorías y leyes. Pero os empeñais en querer demostrarlo todo y siento decirte que eso no es posible. Y si te fijas bien, aunque los científicos ”avanzados”, ”cultos” o como quieras llamarlos, hayan descubierto antídotos contra enfermedades, aparecen otras enfermedades nuevas que antes no existían. Allah tiene poder sobre todas las cosas y aunque avanzemos en el terreno científico, las enfermedades seguirán existiendo. No te creas que los científicos van a solucionar los problemas del mundo. Seguir investigando y tal… me parece muy bien, pero creo que es mejor ser una buena persona y un buen creyente… que no hacerme el culto yendo de científico moderno. Los problemas siguen existiendo, creo que incluso más que hace siglos.

Ateo orgulloso

Veo que he cosechado bastantes respuestas, intentaremos contestar uno por uno: Abdala 19 veo que eres partidario del diseño inteligente y, por tanto, estás muy desinformado respecto a las ciencias naturales. La Evolución NO es una teoría, es un corpus teórico que impregna todas las ciencias naturales, desde la ecología a la medicina. Nada tiene sentido en las ciencias naturales si no es bajo el prisma de la evolución (la frase no es mía). Consulta cualquier manual o libro de texto de cualquiera de estas ciencias y lo comprobarás. Precisamente la aparición de nuevas enfermedades que mencionas es un ejemplo de evolución de los microorganismos patógenos. Por supuesto también es falso y bastante novelesco suponer que todos los científicos participan en una gran conspiración contra el creacionismo. (…)

Y no pretendo hacerme el culto, como supongo que tú no pretendes hacerte el santo.

Luqman, lo de la muerte no es lo de menos. Es lo más importante. Cada vez más. Respecto al ateo que no puede evitar rezar cuando ve acercarse la muerte…touché. Pero también hay creyentes que mueren aterrorizados. A este repecto creo que te interesará un estudio que demuestra que los creyentes se aferran a la vida más que los no creyentes. Yo particularmente sufro y me angustio pensando en mi propia muerte y en la de los demás. Una angustia que los mensajes religiosos no han conseguido aliviar. La definición de qué es una religión es compleja, desde luego, y tiene un ingrediente emocional que yo no siento y eso hace que parezca que hablamos idiomas diferentes, pero creo que hay muchas cosas explicables por medio del lenguaje y las que no pueden explicarse de esa manera pertenecen a la experiencia personal. Muy intensa, pero también muy caprichosa. (…)

En lo que se refiere al artículo que cito en mi blog, se trata de un resumen muy breve con mis comentarios y allí digo “me complace” porque opino que razón y fe no son ámbitos independientes, sino opuestos, como demuestra la larga historia de injerencia religiosa en el trabajo de los científicos. Me complace comprobar que mucha gente inteligente piensa como yo. El artículo, por otra parte, no hace más que mostrar los resultados de una encuesta. Sólo es una encuesta. No demuestra o invalida la existencia de Dios, pero sí que demuestra que la incredulidad es general en el mundo científico. Si quieres otro ejemplo, nuestros dos premios Nóbel en medicina eran ambos ateos. (…) …y sí, las hipótesis científicas nunca llegan a confirmarse del todo. Pero los científicos tiene la honradez de proponer hipótesis que pueden ponerse a prueba en estudios y experimentos. A veces la hipótesis es falsa. Pero así y todo, incluso tú tienes una gran confianza en la ciencia, porque supongo que irás al médico de vez en cuando, viajarás en avión y consultarásla predicción meteorológica para el fin de semana.

Soy muy escéptico respecto al Corán o la Biblia como libros de interés científico más allá del histórico o antropológico. Parece que profetizan descubrimientos científicos, pero siempre que se interpreten “a posteriori”, cuando ya lo hemos descubierto por la vía científica. Para predecir no sirven, porque… ¿puedes decirme, según el Corán, cuál será el próximo descubrimiento importante en Astronomía por ejemplo?

Y te felicito por tu elocuente uso de los emoticonos.

Abdalá 19

Bueno, creo que ya se le ha dado demasiado ”bombo” a ateo orgulloso. Cada uno es libre de hacer lo que quiera, pero creo que es mejor que dejemos de discutir con ateo orgulloso. Sé de que palo va y lo que le gusta es discutir por discutir. No deberíamos gastar nuestras energías en debatir con él sabiendo que esto es un foro para solucionar problemas o resolver dudas sobre el Islam y no para debatir con alguien que quiere alejarnos de nuestra fe. Ateo orgulloso, deberías dejar el foro o bien mantener otra actitud, una actitud de querer aprender sobre el Islam. Dirás: ”y la libertad de expresión?” pues bien, te digo que tenemos las cosas claras, unos más que otros y como te he dicho antes, estamos aquí para ayudarnos los unos a los otros, no para debatir con alguien que nos quiere sacar del camino recto. Simplemente deja de intentar convencernos, tenemos las cosas claras. Si quieres seguir siendo ateo me parece bien y te respeto, haz lo que quieras, pero no estamos para discutir nuestra fe contigo. Estamos para otras cosas. Yo por lo menos, no quiero perder mis energías debatiendo por debatir.

Ateo orgulloso

Adios, mejor dicho asallamu ‘aleikum, Abdalá19. Ha sido un placer. Efectivamente, es un fastidio hablar con quien se empeña en no darte la razón (es incomprensible que haya gente tan obtusa…). Yo ya me he acostumbrado a que casi nadie me de la razón, pero me niego a dejar de discutir por eso. Trato de solventarlo mejorando mi argumentación e informándome. Supongo que es demasiado esfuerzo y te distraería de tus oraciones…incluso podría apartarte del camino recto. Pero si para mantenerte en el camino recto debes negarte a discutir con los que no piensan como tú debe ser que no estás muy seguro de tus creencias…


Por el momento vamos a dejarlo aquí, en el primer abandono (vendrán más).

Lecturas poco recomendables

6 mayo 2009

Si existen cinco vías para creer en Dios, para dejar de creer existen por lo menos tres, a saber: La via dolorosa, la que recorren aquellos maltratados por la fortuna, los que sienten que la vida es una sucesión de atropellos e injusticas, los que han sido defraudados y utilizados por sus guías espirituales… Es la de aquellos que sientan a Dios en banquillo de los acusados (“¿Por qué permites esto?”) y es una vía que me alegro de no haber recorrido durante demasiado trecho porque he tenido la suerte de no haber experimentado nunca el verdadero infortunio. Además es un camino que se interna en terreno de los sentimientos; tiene más que ver con sentirse triste que con un verdadero razonamiento. Es probable que la fe perdida regrese con el buen humor.

Luego está la via escatológica, que es con mucho la que más derechamente nos llevará al ateísmo (y sin posibilidades de retorno). Pero de ésa hablaremos otro día. Y por último está la vía antropológica, para la que Feuerbach sería el mejor acompañante, y que empieza a caminarse cuando sentimos interés en profundizar en los textos y las tradiciones religiosas y que va convirtiéndose en una antropología crítica. El que la transita acaba sospechando que la Biblia no enseña nada sobre Dios, sino sobre los hombres que la escribieron.

El farmacéutico de “Madame Bovary”, contaminado de ideas liberales, opinaba en la tertulia, para incomodar al cura, que la Biblia era un libro inconveniente, lleno de detalles picantes y cosas atrevidas

-Usted convendrá en que ese no es libro para ponerlo en manos de una joven…

-¡Pero son los protestantes y no nosotros- exclamó el cura impaciente- quienes recomiendan la Biblia!

Pues a pesar de la promesa de los presuntos detalles picantes y cosas atrevidas, la Biblia resulta un lectura farragosa. Abundan, como suele suceder con textos tan antiguos, las incoherencias producto de un copy-paste descuidado, las enumeraciones interminables, las genealogías… hay poca acción y la descripción psicológica de los personajes es pobre y desconcertante. Los que reconocemos su interés antropológico y cultural pero no logramos pasar de los tres versículos estamos en deuda con Sir James George Frazer, uno de los padres de la antropología, autor de “La rama dorada”. En español hay editada una recopilación de los capítulos de esa magna obra (doce volúmenes) dedicados a los mitos bíblicos. El libro se titula “El Folklore en el Antiguo testamento” (F.C.E.1981). Es difícil leerlo y conservar la fe… Estáis avisados.

Uno de los capítulos que más me sorprendió fue el que hace referencia a los diez mandamientos. “No cocerás el cabrito en la leche de su madre”, se titula. Trata sobre la primera versión de los diez mandamientos, tal como aparece en el Éxodo, cap. 34. Se trata de un decálogo que sorprende, como subraya Frazer, por ser completamente amoral:

1.- No adorarás a otro Dios

2.- No te fabricarás dioses de fundición

3.- Todo primer nacido es mío

4.- Seis dias trabajarás, pero el séptimo descansarás

5.- Guardarás la fiesta de los ácimos del mes de Abib

6.- Celebrarás la fiesta de las semanas, de las primicias de la siega del trigo y la fiesta de la recolección al tornar el año.

7.- No ofrecerás junto con pan fermentado la sangre de mi sacrificio

8.- No guardarás hasta la mañana siguiente la grasa del sacrificio de la fiesta de Pascua

9.- Traerás las primicias de tu tierra a la casa de Yahvé

10.- No cocerás el cabrito en la leche de su madre

Parece que este decálogo fue modificado y ciertamente mejorado en un versión “moral” que es la que todos hemos aprendido. Frazer cree que la versión moral es más moderna porque la tendencia general de la civilización es la que cree en la superioridad de la moral sobre el ritual. Así sea…

Presentación

26 diciembre 2007

dios-papelera.gif

Esta es una página no apta para agnósticos.

Por extraño que parezca, estamos de acuerdo con Menéndez Pelayo, que decía que cuando un español pierde su fe lo que le cuadra es volverse ateo. Los panteísmos e idealismos centroeuropeos de su época le parecían mariconadas. Y eso que no le tocó sufrir los variopintos cultos a la energía paranormal.

También coincidimos con Escrivà de Balaguer cuando explica su “santa intransigencia”. Si dos y dos son cuatro no somos intransigentes por no querer admitir que sean tres o tres y medio. Para el fundador del Opus sólo existe una verdad, la suya, y sólo existe un tipo de verdad. Nosotros, como él, sólo creemos en un tipo de verdad. Y el discurso religioso, con sus contradicciones y arbitrariedades es simplemente mentira.

La necesidad de evitar el enfrentamiento con los religiosos ha generado ese tipo de verdad extraña: todas las opciones religiosas son verdad, aunque sean mutuamente excluyentes. Se trata de lo que podríamos calificar en términos epistemológicos como la “verdad buen rollito”; una verdad de ámbito personal, no contrastable. Cuando la verdad sólo surge precisamente de contrastarla con la realidad y con las demás verdades. Esa verdad difusa tiene poco que ver con lo de dos y dos son cuatro porque está pensada para convivir y se basa precisamente en su carácter privado. Pero ahora las religiones reclaman su “dimensión social” y aspiran a que su verdad sea la única. Que dios nos coja confesados…