Posts Tagged ‘en busca de sentido’

El sentido de la vida

17 abril 2012

La procesión de flagelantes de Goya. Buscando el sentido de la vida a zurriagazos.

Me envía un amigo un enlace acerca de las dificultades de los ateos en el ejército de los EEEUU (la tercera E es por evangélicos). Se sienten presionados para que se conviertan a la religión que sea y, entre otras cosas, y les mosquea tener que contestar encuestas sobre si piensan que su vida es eterna y si tiene un sentido.

De nuevo nos encontramos un tópico muy frecuentado: el sentido de la vida. En una reflexión anterior sobre el asunto llegamos a la conclusión de que, se entienda lo que se entienda por “sentido de la vida”, la religión no aporta mucho. Pero parece que las personas religiosas se sienten orientadas porque tienen algo así como el “libro de instrucciones” de la vida. Los que no tenemos ese manual, sea la Biblia, el catecismo de la iglesia católica o el Corán, vamos por la vida sin rumbo, como pollos descabezados.

Sin embargo, el libro de instrucciones parece que esté tan mal traducido como el que suele acompañar las baratijas electrónicas fabricadas en Taiwan. Tan confusos resultan que todo el mundo tiene claro que hay instrucciones que no deben obedecerse. Parece que no pasa nada si te cortas el pelo que crece sobre las sienes y tampoco hace falta lapidar a las violadas que no quieran casarse con su violador. La mayoría de católicos aceptan que el divorcio es una opción, aunque Jesús diga misa. No queda claro por qué algunas instrucciones deben obedecerse y otras no.

Existe un acuerdo mundial acerca de ciertas normas elementales que no deben transgredirse. Parece que hay problemas con aquellos mandatos que atropellan los derechos humanos. Aunque el libro de instrucciones de los musulmanes diga que hay que asesinar a los que abandonan el Islam, sólo los más descerebrados siguen el manual hasta ese punto. Los que aún piensan un poco deben sentirse un tanto desorientados. A lo mejor es que van camino de perder el sentido de la vida, como nosotros.

Anuncios

El absurdo nos persigue

29 abril 2010