Fray Hortensio

15 noviembre 2016

fray-hortensio

He pasado unos ratos muy entretenidos intentando copiar el impresionante retrato de Fray Hortensio Félix Paravicino. No me ha quedado como yo quisiera. Copiar a El Greco no es fácil, pero para el anuncio de un específico está más que bien.

Richard Dawkins en defensa de la Biblia

3 noviembre 2016

En Reino Unido quieren que haya una Biblia en todas las bibliotecas escolares. Entre la lista de personalidades que apoyan la iniciativa hay un nombre inesperado: Richard Dawkins

Por si a estas alturas hay alguien que todavía no sabe quién es, Richard Dawkins es “el papa ateo”. Un científico brillante, autor de uno de los libros sobre la evolución más reeditados, “el gen egoísta”; pionero en la simulación informática de los procesos evolutivos y conocido por dejar repetidamente en ridículo a los creacionistas en cualquier debate en el que cometan el error de hablar de ciencia. Es un ateo militante y ha creado la fundación que lleva su nombre, desde donde ha impulsado iniciativas en defensa de la libertad de conciencia y contra la injerencia religiosa en las leyes y en nuestras vidas.

A pesar de que es abiertamente contrario a la religión en las escuelas, Richard Dawkins considera increíble que no haya ya un ejemplar de la Biblia en cada biblioteca escolar (¿qué tienen en su lugar? ¿Harry Potter?). Es una obra fundamental para entender nuestra historia y nuestra cultura. Cientos de expresiones cotidianas proviene de la Biblia. No es posible comprender la historia del arte sin la biblia y la mitología griega. En resumen, tienes que conocerla si no quieres ser un patán.

Pero hace una puntualización acerca del papel moral del libro, porque alguien ha sugerido que leerla servirá para que los chicos sepan que es lo correcto. Dawkins opina que eso es un disparate y la mejor prueba proviene de la propia lectura de la biblia. Porque, afortunadamente es ilegal e inmoral vender a tu hermana, aunque lo diga el Deuteronomio.

Un diálogo entre inteligentes y listos

28 septiembre 2016

La ciencia y la religión pueden dialogar. O eso es lo que dice Kathryn Pritchard en Nature. Una opinión parcial porque ella trabaja como relaciones públicas de la iglesia anglicana.

La iglesia anglicana es una de las más abiertas a este tipo de experiencias (bien por ellos), pero me da la impresión de que esa actitud “sci-friendly” es muy rentable porque con poco esfuerzo (sentarse a escuchar y soltar cuatro vaguedades) reciben una especie de sanción de cara a la opinión pública que lleva a creer al público más desinformado que la ciencia les da la razón.

De este ejercicio de diálogo la única que recibe algún beneficio es la religión. Haga usted un esfuerzo de divulgación dirigido a los religiosos por esa deferencia que se tiene con las personas mayores inadaptadas, para luego enterarse de que el sacerdote o el imán les explica a los fieles que se lleva muy bien con los científicos porque sus explicaciones sobre el Corán les sirven de inspiración para sus investigaciones que, por supuesto, corroboran la visión islámica del Universo. Cuando se trata con líderes religiosos hay que tener en cuenta que se trata de gente muy mentirosa. Personas que mantienen su prestigio con una estudiada combinación de mentira y medias verdades.

La superficialidad de la prensa hace el resto. Aquí en España, cuando se divulgaron los primeros resultados que confirmaban la existencia del bosón de Higgs, la mayoría de los periodistas corrieron a entrevistar a curas y obispos (…como es la “partícula de Dios”). Los sacerdotes aprovecharon para protestar contra el aborto y el baile agarrado, que es lo que se saben, porque del bosón sabían un poco más que el periodista, es decir, nada.

¡Qué bonita la misa tridentina!

4 septiembre 2016

Tridentino

Los diarios de provincias en verano vienen ligeros y atolondrados como las avecillas de San Francisco… En las páginas de sociedad se han cansado de tanta frivolidad y nos obsequian con un reportaje edificante que es, a la vez, reflexión profunda y honesto entretenimiento: Entrevistan al mossén de la foto, que nos habla de su especialidad, la misa tridentina en latín. Mucho más bonita que cualquier misa postconciliar por muy concelebrada que sea ¡Dónde va a parar…! El protagonista la canta ataviado con ricas vestiduras, que encuentro que le cuadran mucho con el semblante. Al verle, uno siente que el tiempo ha retrocedido a otras épocas preconciliares y no tan preconciliares, en la que todo quedaba más vistoso porque había muchos más monaguillos dispuestos a mover en incensario con entusiasmo. Pasaron aquellos tiempos, que ya eran de decadencia. Hoy en día los padres andan escrupulosos, alarmados con tanta noticia escabrosa, pero ¿no dijo Jesús: “dejad que los niños se acerquen a mí”? Pues aquí está el mossén, dispuesto a iniciarlos en los misterios de la misa tridentina.

Elisa Mandillo y el nombre de las cosas

31 agosto 2016

Santo-santo

Nos vemos en la obligación de tener que incorporar a Elisa Mandillo en la galería de personas perseguidas por los religiosos que aparece a la derecha. Todas ellas han cometido el delito de no comulgar con determinadas creencias sobrenaturales y no ser capaces de disimularlo.

Se trata de un episodio más de la creciente envidia islámica de los católicos de este país. Contemplan las limpiezas ideológicas que está realizando Erdogán en Turquía y les encantaría tener el poder suficiente para hacer lo mismo. De lo cual se deduce que la tolerancia en los religiosos es siempre consecuencia de una situación momentánea de pérdida de poder.

Estos enfermos aquejados de apofenia crónica encuentran muy desagradable que la gente no trate sus interpretaciones de la realidad con el debido respeto. Se consideran víctimas. También los que creían que el fin del mundo era el 20 de diciembre pasado están pensando seriamente en pleitear contra los que sacan chistes sobre el asunto. Disimular la risa debería ser una obligación social y, para algunos, legal.

Así que una juez de Málaga quiere sentar en el banquillo a Elisa.  Observo que la juez escribe que la encausada llevó en procesión “una vagina”. Parece que tanta educación católica le ha dejado las habituales secuelas de ignorancia. Lo que llevaban en procesión era una vulva, no una vagina, que es como confundir el oído con la oreja. Pero bueno, ya se sabe que no es del todo decente que una mujer sepa tanto sobre esas cosas de por ahí abajo, aunque se trate de órganos de su propio cuerpo. La ignorancia es más correcta, no sea que la confundan a una…

Mano torpe

16 junio 2016

ManoHace unos meses la revista científica PLoS-ONE publicó un artículo de unos científicos chinos sobre la evolución de la mano humana que llamó mucho la atención porque contenía una frase desconcertante: “la mano humana es una prueba del misterio de la Creación” y mencionaba al “Creador” en varios lugares del texto. La revista ha publicado una disculpa por lo que es un error grave del sistema de revisión de los artículos. Los supuestos creacionistas chinos explican el escándalo de la mano. Fue todo una mala traducción del término “naturaleza” al inglés.

Los religiosos seguramente considerarán que esto es poco menos que una censura y que se está prohibiendo expresar los sentimientos religiosos al autor de una investigación. Secularismo agresivo.

Y en cierto modo es así. El proceso de revisión científica es una sucesión de censuras y cortapisas a la expresión de los autores del artículo. Los revisores, si quieren hacer bien su trabajo, deben poner especial cuidado en censurar y exigir que se reescriban o se eliminen todos aquellos elementos del texto que son opiniones no demostradas. Las especulaciones deben quedar fuera de un trabajo científico. Especular es un derecho, pero no en una publicación científica, para eso está la hoja parroquial.

El dios celoso

3 junio 2016

Viene-Visnu

 

¡Atención! esta página es manifiestamente blasfema.

Los celos son el pecado divino. Creo que es defecto que más claramente se pone de manifiesto al estudiar la personalidad divina en casi cualquier texto sagrado monoteísta. En cambio, los panteones de las religiones politeístas son como las familias numerosas en las que los hijos están acostumbrados a tener que compartir todo, incluido el amor de los padres.

Los celos son una confusión entre la proximidad y la posesión. Ponen en evidencia la falta de seguridad de quien los padece y su mal aprendizaje del amor. El Dios judeocristiano no sabe amar. Sus criaturas podrían enseñarle. La mayoría de ellas no desean hacer daño a los que no les corresponden. No es extraño que no sepa porque, claro… estando tan solo.

Química de las estrellas

26 mayo 2016

Una de las formas cristalinas más estables y frecuentes del carbono es el grafito, en el que los átomos se colocan formando capas de celdas hexagonales. Esta disposición se ha puesto muy de moda con el grafeno. Todo el mundo ha visto estas láminas en forma de panal de abeja:

Grafeno

Ahora imaginad que, a medida que va creciendo una de estas láminas de hexágonos, de vez en cuando, sustituimos un hexágono por un pentágono. El resultado es que la lámina se arquea. Si colocamos los pentágonos con cierta regularidad podremos hacer que la lámina forme una bola:

Fullerenos

Estas bolas tan perfectas se consiguen colocando los pentágonos en los vértices de un icosaedro. La más sencilla de estas bolas es el fullereno o C60. Tiene forma de balón de fútbol y solo hay un hexágono entre pentágono y pentágono.

Todo esto viene a cuento porque hace unos días murió Harry Kroto, el químico que demostró que estas macromoléculas de carbono existían en la naturaleza y que se forman en las nubes que rodean las estrellas ricas en carbono. Recibió el premio Nóbel en 1996. Kroto

Además de un científico brillante era un ateo irredento que no temía molestar con sus opiniones. En cierta ocasión declaró que nunca confiaría en un presidente creyente porque “si es capaz de creer en cosas increíbles sin tener ninguna prueba, ¿qué más cosas absurdas puede llegar a creer?”

Pues quizá en armas de destrucción masiva, en conspiraciones climáticas o en la supremacía de la raza blanca, por ejemplo. La fe religiosa nos enseña que las creencias pueden llegar a situarse por encima de la verdad. Una vez abierto ese camino, ¿qué impide que otras ideas también lo sigan?

Qué dirá Dios… y qué dirán los vecinos

29 abril 2016

La prensa ha recogido los resultados de un estudio publicado en Nature sobre el papel de la religión en el desarrollo de la cooperación en las sociedades. La hipótesis del estudio de Purzycki, Henrich y colaboradores es que creer en dioses que conocen la conducta y las intenciones de las personas y que tienen capacidad de castigar a los que infringen las normas fomenta la expansión del altruismo y facilita la cooperación con extraños (siempre que tengan las mismas creencias). Para demostrarlo estudiaron el comportamiento de unas 500 personas en un juego en el que es importante la cooperación con extraños. Los participantes pertenecían a ocho comunidades del mundo con diferentes creencias y el resultado es que puntuaban más (eran más imparciales y cooperadores) aquellas personas que profesaban una religión con un dios (o dioses) omniscentes y justicieros.

Pero hay contestación. Jeroen Bruggeman, de la Universidad de Amsterdam considera que hay otras hipótesis alternativas. La reputación de las personas es un mecanismo suficiente para explicar la cooperación y el tamaño de las redes de comunicación y su interconexión favorece ciertos comportamientos altruistas que permiten ganar prestigio. Este señor estudia el prestigio personal en redes de comunicación y de qué manera evaluamos la fiabilidad de desconocidos a través de indicadores de su prestigio. Por lo que me ha parecido entender de una de sus charlas, el cotilleo y el qué dirán es más amenazador que un dios justiciero que todo lo ve.

Historia natural

18 marzo 2016

Unicornios