Dios al paredón: La persecución religiosa en la URSS

16 abril 2017

En 1918, los revolucionarios rusos juzgaron a Dios por crímenes contra la Humanidad. Fue declarado culpable y condenado a muerte.

Desde 1721 hasta la revolución de 1917, la Iglesia Ortodoxa Rusa constituyó un órgano del estado zarista, y fue una herramienta de las campañas de rusificación. A cambio, la policía política del zar reprimió a todas las demás confesiones, como el catolicismo uniata, por ejemplo. El estado zarista permitió a la iglesia cobrar impuestos a los campesinos y era una de las principales poseedoras de tierras. Así que no es sorprendente que fuese considerada tan enemiga del pueblo como la monarquía de los Ulianov.

Aunque la erradicación de la religión era uno de los objetivos del estado, que fue oficialmente ateo del 28 al 39, las acciones contra la religión dependieron de los intereses políticos del momento y algunas organizaciones religiosas no fueron molestadas. Mucho peor trato sufrieron los budistas mongoles, que fueron prácticamente exterminados entre el 37 y el 39, acusados de espiar para los japoneses.

Entre 1917 y 1935 se afirma que unos 130.000 sacerdotes ortodoxos fueron detenidos, de los que 95.000 fueron fusilados.

El Estado, que había abolido toda la propiedad privada se incautó de los bienes de la iglesia y permitió el culto en unos pocos templos. Los que participaban en las ceremonias religiosas eran, sobre todo, ancianos y personas con poco que perder desde el punto de vista social o económico. Desclasados del régimen.

Otras estimas cifran en 50.000 los sacerdotes ortodoxos ejecutados desde la revolución hasta el final de la era Kruchev. Si tenemos en cuenta que las purgas de Stalin en el partido y el ejército se concretaron en 700.000 sentencias de muerte sólo durante el periodo Yezhov, (en el que se desarrollaron las purgas del Gran Terror), no puede decirse que se tratase a los sacerdotes peor que a los comunistas. Era mucho mejor ser acusado de proselitista religioso que ser extranjero o sospechoso de trotskista.

Los miembros de la jerarquía ortodoxa fueron eliminados de diversas maneras y sustituidos por personajes afines al régimen, muchos de ellos miembros del NKVD. En esto Stalin (que gracia… al escribirlo me ha salido “Satalin”) debió inspirarse en los emperadores romanos, que más o menos hicieron lo mismo.

Los presos religiosos del gulag tuvieron mejor suerte que sus compañeros ateos, porque Stalin dio un giro nacionalista paneslavo a la política de la URSS y, al igual que los zares, encontró muy útil a la iglesia ortodoxa para el proceso de rusificación. Desde el 41, impulsado por la invasión alemana, hasta 1957, la iglesia ortodoxa rusa y georgiana recuperaron privilegios y llegaron a abrirse al culto unos 22.000 templos (había 54.000 antes de la revolución) y se permitieron publicaciones religiosas. A los que les tocó recibir, en consecuencia, fue a los judíos porque Stalin empezó a dar rienda suelta a su vena antisemita. Finalmente, como consecuencia del proceso de desestalinización de Kruchev, se da una nueva persecución de la Iglesia Ortodoxa, bastante más moderada que la primera, y se cierran aproximadamente la mitad de iglesias.

Los crímenes soviéticos son un lugar común de la propaganda religiosa y aunque es innegable que hubo miles de personas que murieron solo por ser creyentes, culpar al ateísmo es una simplificación poco rigurosa, sobre todo porque el marxismo carece de textos canónicos en los que se exhorte a la persecución de los creyentes. A Marx, al menos, le parecía que la religión era una práctica que iría desapareciendo a medida que la sociedad evolucionase hacia el socialismo. Una consecuencia de la alienación, más que su verdadera causa. El exégeta oficial, Lenin, recoge la idea:

El proletariado revolucionario logrará hacer de la religión un asunto verdaderamente privado, en lo que respecta al Estado. Y en este sistema político, limpio de podredumbre medieval, el proletariado llevará a cabo una amplia y abierta lucha por la eliminación de la esclavitud económica, la verdadera fuente de la humillación religiosa de la humanidad. (Lenin: Socialismo y religión. 1905)

Anuncios

Hagamos balance

5 marzo 2017
romeros

¿Qué han conseguido en 2000 años?

Un buen examen de los datos empíricos puede servir para demostrar que se tiene razón. Si es que tener razón es de alguna utilidad. Clarificar datos empíricos no zanja nunca un debate ético, pero convierte algunas posturas en insostenibles. Un vistazo a las cifras y a los datos pone en evidencia que los cristianos, especialmente los católicos, aman más a dios que a la verdad.

Desde el siglo tercero el cristianismo ha sido la religión dominante en Europa Occidental y, gracias al imperialismo, en medio mundo. Mil setecientos años después, el cristianismo ha contribuido muy poco a los logros de la Humanidad. Más bien al contrario, ciertas lacras han persistido gracias a él.

La esclavitud. Abolida gracias a las corrientes liberales de pensamiento y a los nuevos modos de producción. Las naciones católicas de Europa fueron las últimas en suprimir la esclavitud.

La guerra. La historia y los números demuestran que las naciones cristianas son las más aficionadas a la guerra y sus guerras son las más sanguinarias.

La tiranía. El respaldo de la Iglesia al absolutismo no puede ser más manifiesto. Aún hoy en día su forma de organización es absolutista, a pesar de que en el pasado han existido formas democráticas de elección de dignidades religiosas, no parece haber ninguna intención de renunciar a las prerrogativas del monarca absoluto elegido entre una aristocracia elegida a dedo.

La enfermedad. Rezos, reliquias y peregrinaciones no han solucionado nunca ninguna epidemia, antes al contrario. Es la ciencia la que lo ha hecho. Aún así, la Iglesia considera que debe tutelar a la ciencia, supervisar qué pueden hacer médicos e investigadores y pretende decidir cómo tratar a los enfermos graves.

La ignorancia. La Iglesia confunde educación con adoctrinamiento. Su oposición a cualquier forma de enseñanza que fomentase el espíritu crítico y se opusiese al dogmatismo ha sido radical y violentísima. Por conservar su monopolio de la educación llegaron a tramar el asesinato de educadores como Ferrer y Guardia. Saben que el razonamiento lleva al descreimiento.

Fray Hortensio

15 noviembre 2016

fray-hortensio

He pasado unos ratos muy entretenidos intentando copiar el impresionante retrato de Fray Hortensio Félix Paravicino. No me ha quedado como yo quisiera. Copiar a El Greco no es fácil, pero para el anuncio de un específico está más que bien.

Richard Dawkins en defensa de la Biblia

3 noviembre 2016

En Reino Unido quieren que haya una Biblia en todas las bibliotecas escolares. Entre la lista de personalidades que apoyan la iniciativa hay un nombre inesperado: Richard Dawkins

Por si a estas alturas hay alguien que todavía no sabe quién es, Richard Dawkins es “el papa ateo”. Un científico brillante, autor de uno de los libros sobre la evolución más reeditados, “el gen egoísta”; pionero en la simulación informática de los procesos evolutivos y conocido por dejar repetidamente en ridículo a los creacionistas en cualquier debate en el que cometan el error de hablar de ciencia. Es un ateo militante y ha creado la fundación que lleva su nombre, desde donde ha impulsado iniciativas en defensa de la libertad de conciencia y contra la injerencia religiosa en las leyes y en nuestras vidas.

A pesar de que es abiertamente contrario a la religión en las escuelas, Richard Dawkins considera increíble que no haya ya un ejemplar de la Biblia en cada biblioteca escolar (¿qué tienen en su lugar? ¿Harry Potter?). Es una obra fundamental para entender nuestra historia y nuestra cultura. Cientos de expresiones cotidianas proviene de la Biblia. No es posible comprender la historia del arte sin la biblia y la mitología griega. En resumen, tienes que conocerla si no quieres ser un patán.

Pero hace una puntualización acerca del papel moral del libro, porque alguien ha sugerido que leerla servirá para que los chicos sepan que es lo correcto. Dawkins opina que eso es un disparate y la mejor prueba proviene de la propia lectura de la biblia. Porque, afortunadamente es ilegal e inmoral vender a tu hermana, aunque lo diga el Deuteronomio.

Un diálogo entre inteligentes y listos

28 septiembre 2016

La ciencia y la religión pueden dialogar. O eso es lo que dice Kathryn Pritchard en Nature. Una opinión parcial porque ella trabaja como relaciones públicas de la iglesia anglicana.

La iglesia anglicana es una de las más abiertas a este tipo de experiencias (bien por ellos), pero me da la impresión de que esa actitud “sci-friendly” es muy rentable porque con poco esfuerzo (sentarse a escuchar y soltar cuatro vaguedades) reciben una especie de sanción de cara a la opinión pública que lleva a creer al público más desinformado que la ciencia les da la razón.

De este ejercicio de diálogo la única que recibe algún beneficio es la religión. Haga usted un esfuerzo de divulgación dirigido a los religiosos por esa deferencia que se tiene con las personas mayores inadaptadas, para luego enterarse de que el sacerdote o el imán les explica a los fieles que se lleva muy bien con los científicos porque sus explicaciones sobre el Corán les sirven de inspiración para sus investigaciones que, por supuesto, corroboran la visión islámica del Universo. Cuando se trata con líderes religiosos hay que tener en cuenta que se trata de gente muy mentirosa. Personas que mantienen su prestigio con una estudiada combinación de mentira y medias verdades.

La superficialidad de la prensa hace el resto. Aquí en España, cuando se divulgaron los primeros resultados que confirmaban la existencia del bosón de Higgs, la mayoría de los periodistas corrieron a entrevistar a curas y obispos (…como es la “partícula de Dios”). Los sacerdotes aprovecharon para protestar contra el aborto y el baile agarrado, que es lo que se saben, porque del bosón sabían un poco más que el periodista, es decir, nada.

¡Qué bonita la misa tridentina!

4 septiembre 2016

Tridentino

Los diarios de provincias en verano vienen ligeros y atolondrados como las avecillas de San Francisco… En las páginas de sociedad se han cansado de tanta frivolidad y nos obsequian con un reportaje edificante que es, a la vez, reflexión profunda y honesto entretenimiento: Entrevistan al mossén de la foto, que nos habla de su especialidad, la misa tridentina en latín. Mucho más bonita que cualquier misa postconciliar por muy concelebrada que sea ¡Dónde va a parar…! El protagonista la canta ataviado con ricas vestiduras, que encuentro que le cuadran mucho con el semblante. Al verle, uno siente que el tiempo ha retrocedido a otras épocas preconciliares y no tan preconciliares, en la que todo quedaba más vistoso porque había muchos más monaguillos dispuestos a mover en incensario con entusiasmo. Pasaron aquellos tiempos, que ya eran de decadencia. Hoy en día los padres andan escrupulosos, alarmados con tanta noticia escabrosa, pero ¿no dijo Jesús: “dejad que los niños se acerquen a mí”? Pues aquí está el mossén, dispuesto a iniciarlos en los misterios de la misa tridentina.

Elisa Mandillo y el nombre de las cosas

31 agosto 2016

Santo-santo

Nos vemos en la obligación de tener que incorporar a Elisa Mandillo en la galería de personas perseguidas por los religiosos que aparece a la derecha. Todas ellas han cometido el delito de no comulgar con determinadas creencias sobrenaturales y no ser capaces de disimularlo.

Se trata de un episodio más de la creciente envidia islámica de los católicos de este país. Contemplan las limpiezas ideológicas que está realizando Erdogán en Turquía y les encantaría tener el poder suficiente para hacer lo mismo. De lo cual se deduce que la tolerancia en los religiosos es siempre consecuencia de una situación momentánea de pérdida de poder.

Estos enfermos aquejados de apofenia crónica encuentran muy desagradable que la gente no trate sus interpretaciones de la realidad con el debido respeto. Se consideran víctimas. También los que creían que el fin del mundo era el 20 de diciembre pasado están pensando seriamente en pleitear contra los que sacan chistes sobre el asunto. Disimular la risa debería ser una obligación social y, para algunos, legal.

Así que una juez de Málaga quiere sentar en el banquillo a Elisa.  Observo que la juez escribe que la encausada llevó en procesión “una vagina”. Parece que tanta educación católica le ha dejado las habituales secuelas de ignorancia. Lo que llevaban en procesión era una vulva, no una vagina, que es como confundir el oído con la oreja. Pero bueno, ya se sabe que no es del todo decente que una mujer sepa tanto sobre esas cosas de por ahí abajo, aunque se trate de órganos de su propio cuerpo. La ignorancia es más correcta, no sea que la confundan a una…

Mano torpe

16 junio 2016

ManoHace unos meses la revista científica PLoS-ONE publicó un artículo de unos científicos chinos sobre la evolución de la mano humana que llamó mucho la atención porque contenía una frase desconcertante: “la mano humana es una prueba del misterio de la Creación” y mencionaba al “Creador” en varios lugares del texto. La revista ha publicado una disculpa por lo que es un error grave del sistema de revisión de los artículos. Los supuestos creacionistas chinos explican el escándalo de la mano. Fue todo una mala traducción del término “naturaleza” al inglés.

Los religiosos seguramente considerarán que esto es poco menos que una censura y que se está prohibiendo expresar los sentimientos religiosos al autor de una investigación. Secularismo agresivo.

Y en cierto modo es así. El proceso de revisión científica es una sucesión de censuras y cortapisas a la expresión de los autores del artículo. Los revisores, si quieren hacer bien su trabajo, deben poner especial cuidado en censurar y exigir que se reescriban o se eliminen todos aquellos elementos del texto que son opiniones no demostradas. Las especulaciones deben quedar fuera de un trabajo científico. Especular es un derecho, pero no en una publicación científica, para eso está la hoja parroquial.

El dios celoso

3 junio 2016

Viene-Visnu

 

¡Atención! esta página es manifiestamente blasfema.

Los celos son el pecado divino. Creo que es defecto que más claramente se pone de manifiesto al estudiar la personalidad divina en casi cualquier texto sagrado monoteísta. En cambio, los panteones de las religiones politeístas son como las familias numerosas en las que los hijos están acostumbrados a tener que compartir todo, incluido el amor de los padres.

Los celos son una confusión entre la proximidad y la posesión. Ponen en evidencia la falta de seguridad de quien los padece y su mal aprendizaje del amor. El Dios judeocristiano no sabe amar. Sus criaturas podrían enseñarle. La mayoría de ellas no desean hacer daño a los que no les corresponden. No es extraño que no sepa porque, claro… estando tan solo.

Química de las estrellas

26 mayo 2016

Una de las formas cristalinas más estables y frecuentes del carbono es el grafito, en el que los átomos se colocan formando capas de celdas hexagonales. Esta disposición se ha puesto muy de moda con el grafeno. Todo el mundo ha visto estas láminas en forma de panal de abeja:

Grafeno

Ahora imaginad que, a medida que va creciendo una de estas láminas de hexágonos, de vez en cuando, sustituimos un hexágono por un pentágono. El resultado es que la lámina se arquea. Si colocamos los pentágonos con cierta regularidad podremos hacer que la lámina forme una bola:

Fullerenos

Estas bolas tan perfectas se consiguen colocando los pentágonos en los vértices de un icosaedro. La más sencilla de estas bolas es el fullereno o C60. Tiene forma de balón de fútbol y solo hay un hexágono entre pentágono y pentágono.

Todo esto viene a cuento porque hace unos días murió Harry Kroto, el químico que demostró que estas macromoléculas de carbono existían en la naturaleza y que se forman en las nubes que rodean las estrellas ricas en carbono. Recibió el premio Nóbel en 1996. Kroto

Además de un científico brillante era un ateo irredento que no temía molestar con sus opiniones. En cierta ocasión declaró que nunca confiaría en un presidente creyente porque “si es capaz de creer en cosas increíbles sin tener ninguna prueba, ¿qué más cosas absurdas puede llegar a creer?”

Pues quizá en armas de destrucción masiva, en conspiraciones climáticas o en la supremacía de la raza blanca, por ejemplo. La fe religiosa nos enseña que las creencias pueden llegar a situarse por encima de la verdad. Una vez abierto ese camino, ¿qué impide que otras ideas también lo sigan?